• Email
  • Share
  • Contributors
  • Close Course

bps concurso

Module Information

Introducción La preocupación por organizarse con el fin de protegerse de los riesgos propios y ajenos ha sido una constante en la historia de las sociedades. En pocas palabras, la gente necesita seguridad. A lo largo de la historia se han ideado mecanismos para introducir márgenes de certidumbre y de seguridad en relación con las vicisitudes que pueden afectar a los individuos. Sin embargo, a lo largo del tiempo, los mecanismos frente a la inseguridad económica de carácter personal, familiar y social han variado. Desde las primeras formas de beneficencia planteadas por la religión, la formación de grupos de interés mutuo para la defensa propia hasta la configuración de derechos subjetivos, ha habido un largo trayecto a lo largo del cual los fundamentos ideológicos, políticos y filosóficos de las formas de protección social han variado. En un principio, los primeros intentos de cobertura de riesgos en base a la concepción de seguro buscaron paliar las necesidades derivadas de la pérdida de salarios por accidente, enfermedad, vejez o muerte, acudiendo a planes de ahorro individual, mutuales o gubernamentales, reservando o renunciando a una parte de los ingresos o consumos actuales. En otras palabras, se renuncia a parte del consumo en el presente en pro del consumo a realizarse en el futuro ante la situación de pérdida de capacidad parcial o total de este. Paulatinamente, se comienzan a otorgar ciertas prestaciones gratuitas otorgadas por los Estados y financiadas mediante impuestos. Por otro lado, obreros y patronales crean programas de protección con obras de asistencia social con recursos propios. Los primeros conceptos de seguridad social se dan a fines del siglo XIX, se avanza así hacia un seguro social con una financiación obligatoria tripartita: Estado, trabajadores y empleadores generan un fondo común que permite atender en forma eficiente las contingencias o riesgos. Surge, en los albores del siglo XX, el concepto y denominación de seguridad social como un sistema perfectible, resultado de una larga evolución histórica que, en los casos de las sociedades más desarrolladas, ha logrado generar la infraestructura necesaria en áreas como educación, vivienda y asistencia médica, para satisfacer las necesidades de casi todos sus miembros. La Seguridad Social se define como la serie de medidas públicas que buscan la protección de la sociedad a sus miembros para compensar la falta o reducción de ingresos, a causa de enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo, invalidez, vejez y muerte del sostén de la familia (La Seguridad Social en la Perspectiva del año 2000, OIT). Página 2 de 56 Según la OIT, no existe un modelo único idóneo de seguridad social. Cada sociedad debe elegir el que considere más adecuado, adaptándose a ciertos principios básicos:  Las prestaciones deben ser seguras y obligatorias.  Los regímenes deben administrarse en forma transparente.  Deben tener costos administrativos bajos y una fuerte participación de interlocutores sociales. Partiendo de las instituciones embrionarias del seguro social hasta llegar a la concepción de seguridad social actual, el campo o ámbito subjetivo de aplicación ha sufrido variaciones múltiples. La seguridad social se ha ido introduciendo por etapas: aquellos regímenes más exitosos han comenzado en forma paulatina con la introducción de prestaciones indiscutibles a lo largo del tiempo, para luego extenderse hacia otros ámbitos de aplicación. En un primer momento, surgen los seguros sociales, ya sean de carácter colectivo o individual, cuando un determinado grupo de trabajadores pertenecientes a determinada rama de actividad se afilia a estas instituciones, algunas de ellas promovidas por el Estado, para remediar los problemas de su clase. En una segunda instancia de desarrollo, estos seguros buscan garantizar una protección económica hacia la clase asalariada. Se limitan única y exclusivamente a todos aquellos riesgos que puedan afectar la vida y la capacidad de trabajo. Se sufragan mediante cotizaciones obligatorias del empleador y trabajador con y sin subvenciones del Estado, cubriéndose determinados riesgos de los trabajadores a través del aporte tripartito: de empleados, patrones y Estado. La siguiente etapa está marcada por una seguridad social de tipo universal, mediante un régimen unitario y general de cobertura, en un proceso de ampliación gradual, con una expansión a toda la sociedad en su conjunto, cumpliendo con el "derecho de toda persona a la seguridad social" que proclama el artículo 9 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, sociales y culturales (1966). En muchos países, este concepto se institucionaliza creando institutos de seguridad social como organismos rectores y administradores. Por otro lado y, acompañando a la seguridad social desde sus comienzos, la asistencia social es entendida como medidas de protección social no contributivas que pueden ser implementadas a través de prestaciones económicas o de servicios.
Show less