Planificación Educativa

Roberto Lugo
Note by Roberto Lugo, updated more than 1 year ago
Roberto Lugo
Created by Roberto Lugo over 5 years ago
43
1

Description

Planificación Educativa

Resource summary

Page 1

Unidad 1. Planificación Educativa. La planeación es vista como un conjunto de procesos interrelacionados, los cuales son evaluados de manera continua al inicio, durante y al final de cada uno de ellos. La planeación debe ser un proceso que se anticipe a las acciones a emprender, es decir, que necesitamos actuar con previa información de los elementos que integran el sistema bajo el cual estamos por desarrollar nuestra planeación para que cada una de las acciones que emprendamos tengan un orden y un sustento de acuerdo a la normatividad del sistema en donde nos estemos desenvolviendo. ¿Cuál es la finalidad de la planeación en el ámbito educativo? Organizar de manera conjunta diversos elementos y recursos, tanto humanos como materiales, los cuales pueden tener un impacto en un contexto social, dando así respuesta a necesidades y demandas planteadas, como una razón de ser (fundamentación) en un ejercicio de planeación. Concepto de planeación educativa Es un proceso donde a través de espacios de diálogo y conversación se pueden predecir lugares deseables que cumplan con la satisfacción de diversas necesidades de un grupo u organismo social determinado. El proceso de planeación en el ámbito educativo está integrado por acciones, metas y estrategias, que al estar interrelacionados cumplen en su conjunto con un proceso de planeación, en donde la sistematización de resultados y la evaluación de los mismos son elementos que se encuentran presentes durante todo el proceso. Desarrollo histórico Los primeros ejercicios de planeación fueron en la Unión Soviética en 1923. Posteriormente fueron retomados en Inglaterra durante la década de los cuarenta y en Francia en los cincuenta. Mientras que en México, lo primeros ejercicios de planeación fueron en la década de los treinta, siendo el Partido Nacional Revolucionario el que aprobó el Primer Plan Sexenal y éste fue el que se conservó para el Plan Educativo a 11 años. En la década de los cincuenta se creó la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior) con la intención de plantear soluciones a problemas de financiamiento, administrativos y académicos que se presentaban en el ejercicio de la educación superior. En la década de los sesenta se crearon diversos órganos que estuvieron facultados de regular los diversos ejercicios de planeación educativa en el país, dos de ellos fueron: • Comisión de Planeación Universitaria. Organismo perteneciente a la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México. • Comisión de Planeamiento Nacional de Educación Superior de la Asociación Nacional de Universidades. Los organismos estuvieron interesados en desarrollar proyectos y sistematizar datos cuantitativos y cualitativos para proponer soluciones a los problemas que se llegaran a presentar en el ámbito educativo presentando documentos como el “Diagnostico en Educación Superior”, en donde se mostró los diferentes problemas y se propusieron distintas alternativas en materia de educación superior. En el sexenio de Luis Echeverría la ANUIES y la SEP elaboraron el Plan Nacional de Educación en la década de los setenta. En los ochenta, el Programa Nacional de Educación las acciones se centran en el interés de la actualización académica. Sin embargo, los pasos que hemos tenido han sido deficientes, porque seguimos viéndola desde un punto de vista cuantitativo, el cual no debiera de estar desligado de los alcances cualitativos. Conclusión La planeación es vista como el proceso por el cual establecemos diversas alternativas de acción, articulando acciones, estrategias, metas y objetivos. Los resultados hacen ver la necesidad de que la planeación establezca un vínculo entre los egresados de los institutos de educación superior y las necesidades que plantea el mercado laboral. Por tal motivo, debe ser vista como un proceso que permita detectar las necesidades de un sistema o sector de la sociedad y así plantear soluciones eficientes que conduzcan al logro de la calidad educativa. A través de la planeación educativa hacemos más eficientes y eficaces los recursos de los que disponemos y así tener un impacto significativo en éste. ¿Cuáles son las dimensiones de la planeación educativa?La planeación educativa debe contemplar un aspecto de macro-planeación en donde se deben identificar los cambios que ocurren a nivel de política educativa y a nivel de micro-planeación en donde se identifican los aspectos por los que debe transitar una institución a nivel organizacional, con la intención de generar el escenario que se tiene previsto en un ejercicio de planeación. Dimensiones de la planeación: La planeación implica construir la posibilidad de transformar la realidad actual por otra que se considere mejor. Para desarrollar una planeación de manera integral es necesario incluir dimensiones de la planeación: Dimensión económica. Alude a las cuestiones relacionadas con el dinero y su optimización para dar un uso responsable y adecuado, es necesario considerar el marco normativo y político del mismo. Es necesario identificar dos vertientes, la primera hace considerar los aspectos a nivel externo pues de acuerdo a la globalización los modelos económicos entre naciones dependen unos de otros. El segundo aspecto a considerar es el interno, en donde la planeación pude trascender y ejecutarse. Dimensión Política. Ésta nos conduce a diseñar una planeación orientada hacia el futuro pero regulada de acuerdo al marco jurídico institucional en el cual se lleva a cabo. Por lo tanto, es importante identificar las oportunidades, pero también las amenazas que permiten o impiden llegar al escenario deseado. Dimensión científica y tecnológica. En materia de educación es necesario hacer uso de los adelantos tecnológicos y así llevar a cabo cada planeación. Se pretende que la planeación educativa sea vista como un proceso fundamentado en lo científico-social. Dimensión cultural. Alude a un proceso de identidad nacional, así como a su marco axiológico en el cual está inmerso el proceso de planeación en un contexto determinado. La planeación está influenciada e incide a nivel cultural, porque a partir de éste es cómo podemos cambiar el concepto de hombre y sociedad. Dimensión social. Las decisiones y acciones que se emplean a través del proceso repercuten de manera interior de acuerdo a los individuos que se están formando al interior de una institución, modificando la cultura organizacional del mismo. Macro-planeación. A nivel de macro-planeación existe una integración de diferentes subsistemas, los cuales en su conjunto forman un sistema en donde al ser identificados cada uno dan mayor claridad en cuanto al funcionamiento de los mismos y de acuerdo al marco jurídico que los implementa. La macro-planeación en el ámbito educativo habla de una visión en donde existe una incidencia a nivel de política educativa, con el propósito de obtener un cambio a nivel nacional. Micro-planeación. La micro-planeación educativa es un nivel de concreción, el cual está vinculado a la planeación educativa en su nivel macro. Es decir, lo que planteamos en un primer momento a nivel macro lo vemos realizado de manera concreta a nivel micro. Se prevén escenarios futuros para una institución educativa, a través del logro de metas y objetivos. Hay que destacar que son las instituciones pertenecientes al sector privado como la ITAM, la Universidad Iberoamericana y el Tecnológico de Monterrey, entre otros, quienes han trabajado más en este sentido. En el sector público y con ayuda del doctor Pablo Latapí: la Universidad Autónoma de Chihuahua y la Universidad de Sonora fueron quienes comenzaron a desarrollar líneas de trabajo con tal orientación. En la UNAM, en la SEP y la ANUIES fue hasta después de la década de los setenta donde se comenzó a trabajar en materia de micro planeación, con la masificación de la educación superior. Conclusión Se puede concluir que la planeación educativa para ser tratada como una forma integral requiere de ser vista en su totalidad por cada una de las dimensiones; la dimensión económica y política son elementos fundamentales, porque a partir de ellas y en diversas instancias a nivel gubernamental se designan los recursos y la reglas de operación para llevar a cabo una planeación educativa. 1.2 Plan de Estudios definiciones y perspectivas Muchos docentes, educadores y extensionistas suelen participar en la elaboración de cursos de capacitación para sí mismos o para terceros. La elaboración de un curso de capacitación es un ejemplo entre las tantas actividades conocidas como elaboración de planes de estudios. ¿Qué se entiende por “plan de estudios”? ¿Qué es un “plan de estudios”? Plan de estudios es sinónimo de currículo, que a su vez deriva del vocablo latín curriculum que significa pista de carreras. Es decir la trayectoria que un corredor debe seguir para concluir una carrera. Esta palabra también da origen a la palabra “corriente”, que significa el curso a lo largo del cual fluye el agua o la electricidad. Cuando la palabra “currículo” (plan de estudios), se aplica al contexto de la educación, comprende todas las actividades que los estudiantes llevan a cabo para terminar el curso. El currículo o plan de estudios es el camino que deben seguir. La mayoría de las definiciones del plan de estudios se refieren a todo aquel aprendizaje que ha sido planificado y dirigido por la institución educativa, tanto en grupos como individualmente, fuera, o dentro de la institución. El elemento fundamental es que el plan de estudios equivale al conjunto de actividades realizadas por los estudiantes. Así, el plan de estudios es el proceso por medio del cual los estudiantes aprenden concreta y activamente. Para muchos, currículo o plan de estudios significa una lista de las materias o temas que deben ser impartidos por el docente a distintos niveles. Esto no es un currículo o plan de estudios, sino un sílabo o programa. El programa es la lista de los contenidos de un curso, lo que debe ser enseñado. El currículo o plan de estudios, es mucho más amplio que el sílabo o programa. ¿Qué incluye un plan de estudios? El plan de estudios es un área de estudio muy amplia. No sólo abarca el contenido, sino también los métodos de enseñanza y de aprendizaje. Abarca las metas y objetivos que se propone alcanzar, así como la manera en que su efectividad puede ser medida. Punto Clave 1 ¿Qué es el plan de estudios oculto? La institución de enseñanza y el docente crean un plan de estudios oculto, paralelo al plan de estudios formal. Parte del aprendizaje que los alumnos asimilarán, independientemente de que esto figure o no en el plan de estudios, incluye: · que aprender es aburrido, o que es interesante; · que aprender es fácil, o que es difícil; · que el docente sabe todo y los estudiantes no saben nada, o que ambos saben algo y que es bueno si lo comparten; · que aprender significa saber algo, o que aprender, significa saber, resolver problemas, obtener resultados; · que se considera a los estudiantes capaces y deseosos de aprender, o que se les percibe como haraganes, desmotivados o incapaces. Elementos tales como este forman parte del plan de estudios. Estos a veces son denominados el “plan de estudios oculto” porque raramente se habla de ellos. Contenido/métodos: Un plan de estudios no sólo abarca las materias que se imparten, también incluye los métodos utilizados. Aunque a menudo los métodos y contenidos se tratan por separado, en realidad no pueden quedar desligados. Los métodos se encuentran estrechamente ligados a la materia de enseñanza. Los métodos constituyen una parte importante del plan de estudios, ya que los estudiantes aprenden tanto a través del cómo se les enseña, como a través del qué se les enseña. Este aspecto del plan de estudios abarca todo el proceso. Al final, la elaboración de un plan de estudios se reduce a lo que los redactores piensan del estudiante. El plan de estudios cambia El plan de estudios es un instrumento dinámico que refleja las metas y experiencias educativas a ser alcanzadas y proporcionadas para lograr ese fin. El plan de estudios cambiará y se desarrollará a medida que el programa se pone en marcha y es necesario reformarlo continuamente a medida que la sociedad cambia y se desarrolla. Tres factores que tienen una incidencia sobre el proceso de elaboración del plan de estudios: la ideología sobre la educación que los redactores del plan de estudios tienen; la naturaleza de las personas involucradas en el proceso de elaboración del plan de estudios; y el tipo de programa educativo para el cual se elabora el plan de estudios. Ideologías sobre la educación y el plan de estudios La naturaleza de las distintas ideologías en materia de educación tendrá una influencia directa sobre la manera de elaborar el plan de estudios. La educación es vista por algunos como un medio para producir una élite social o profesional. Otros consideran que el objetivo de la educación es modelar una persona con actitudes y aptitudes científicas. Cualquiera que sea la posición ideológica de la entidad que elabora el plan de estudios, esta tendrá indudablemente una influencia sobre la manera de elaborarlo. La filosofía o ideología de la educación será un factor determinante durante el proceso de elaboración del plan de estudios. La visión que se tiene de la educación cambia en el curso del tiempo. La función que la educación y la capacitación cumplen en la sociedad moderna forma parte de las preocupaciones de índole cultural que subsisten en cualquier sociedad. Existen tendencias en años recientes: Politización del plan de estudios El poder que los docentes y capacitadores detentan a la hora de decidir el contenido de un plan de estudios, a menudo ha sido aprovechado por los políticos. Son más los políticos y administradores y no los educadores quienes deciden el contenido y el método de la enseñanza. La educación es un sector político importante. Globalización del plan de estudios La politización del plan de estudios es una de las tendencias más evidentes en la actualidad: la globalización de la educación y los cambios que se verifican en la educación y en la sociedad están íntimamente ligados. Algunos países en desarrollo se han limitado a importar planes de estudios ya confeccionados y los han utilizado sin efectuar ningún cambio, razón por la cual se han demostrado inapropiados e irrelevantes pero la mayoría de los países que han importado planes de estudios han procedido a adaptarlos, incluyendo elementos de sus propios sistemas tradicionales, desarrollándolos mejor para hacer frente a las necesidades que estos perciben requiere el país Las organizaciones internacionales se han vuelto cada vez más influyentes en la creación de normas mundiales relacionadas con los derechos sociales, políticos y económicos. Localización del plan de estudios Aunque las influencias mundiales cobran cada vez más importancia, existe una tendencia de las instituciones educativas a manejar sus asuntos de manera autónoma. Sin embargo, esta tendencia no se ha manifestado hasta tocar el plan de estudios, razón por la cual no han surgido más enfoques participativos en la educación, que pudiesen proporcionar un contexto favorable a la elaboración participativa de planes de estudios. Enfoques para la elaboración del plan de estudios Ha habido un fuerte debate sobre el contenido y el destinatario de la enseñanza. Cierto tipo de conocimiento, como el científico, cobraba más importancia que el conocimiento relacionado con las artes y las humanidades. Desde 1920 se han realizado muchos esfuerzos a fin de tratar la elaboración del plan de estudios como un proceso científico. Se ha puesto mayor atención a la planificación, incluyendo el uso de las metas y objetivos específicos, los métodos de enseñanza y de aprendizaje, así como al desarrollo de materiales y medios, además de la atención a los procesos de revisión y evaluación. Otro aspecto que actualmente se está tomando en cuenta es el papel que los estudiantes cumplen a la hora de elaborar el plan de estudios, y no sólo ellos, sino también otras personas o grupos interesados, o involucrados en el proceso y resultados del aprendizaje. A raíz del debate sobre el proceso de elaboración del plan de estudios, han surgido dos modelos importantes, el modelo “clásico”, y el modelo “participativo”. La base que sustenta el modelo participativo es que el proceso de aprendizaje es más efectivo cuando este “pertenece” a una gama muy amplia de actores o personas involucradas, incluyendo a los estudiantes. Sin embargo la elaboración participativa del plan de estudios también se aplica al modelo clásico, el cual contiene elementos de gran importancia para quienes deben planificar el plan de estudios: un enfoque sistemático resulta muy valioso tanto en esta como en otras actividades. Punto Clave 2 El modelo “clásico” para elaborar un plan de estudios. Este modelo se basa en el concepto de “aprender por objetivos”. El plan de estudios se propone: · Desarrollar cambios de conducta a través de metas de aprendizaje muy explícitas. · Desarrollar el conocimiento y aptitudes para alcanzar dichas metas. El desarrollo de un plan de estudios nuevo o la adaptación de uno ya existente, requiere pareceres y decisiones que parten de un reducido grupo de expertos o funcionarios. Aunque los docentes y capacitadores obtienen mayor control sobre los contenidos y medios de enseñanza, el plan de estudios es establecido por quienes ocupan un nivel de autoridad superior. Las metas y objetivos suelen ser fijadas por expertos, colocados en los niveles superiores de las instituciones educativas. Se considera a los estudiantes como el fondo del sistema y a menudo participan poco o nada en el proceso de desarrollo del plan de estudios. Punto clave 3 El modelo de enfoque “participativo” para elaborar el plan de estudios. Este modelo adopta un enfoque más abierto y participativo hacia el aprendizaje, basado en el presupuesto de que cada estudiante o participante es un individuo y por lo tanto tiene respuestas individuales pero igualmente válidas a las situaciones de aprendizaje. Muchos educadores consideran que la educación debería estar centrada alrededor del estudiante. Quienes simpatizan con este enfoque consideran que los estudiantes deberían contribuir de manera considerable a elaborar el plan de estudios, es decir, el plan de estudios debería centrarse alrededor de quien aprende. Conclusión Cuando se emprende la elaboración de un plan de estudios, es importante interrogarse sobre la propia ideología de la educación, así como sobre las propias convicciones en materia de aprendizaje y del proceso de elaboración del plan de estudios. Elaboración del plan de estudios, ¿quién participa? La naturaleza del grupo que toma las decisiones ejerce una influencia considerable sobre el plan de estudios a ser elaborado. Las ideologías de la educación ejercen su influencia sobre la manera en que será organizado el plan de estudios. No existe un plan de estudios que pueda abarcar todo el conocimiento necesario, así como las aptitudes y actitudes requeridas para dirigir el continuo desarrollo del individuo y de la sociedad en su conjunto. Los redactores del plan de estudios deben seleccionar lo que debería ser incluido o excluido de un plan de estudios. Es fundamental determinar quién efectúa esta selección. ¿Quién toma las decisiones? ¿Cómo suele ser elaborado un plan de estudios? La decisión de quién participará o no en su elaboración, será crucial para la naturaleza del mismo. En esta etapa es necesario utilizar los conceptos de “internos” y “externos” respecto al plan de estudios. “Internos” son aquellos que están dentro del programa de educación o capacitación en calidad de ejecutores del plan de estudios. Los “externos” son aquellos que elaboran el plan de estudios para que terceros lo lleven a cabo. Experto con una función lineal Versus Facilitador originario Se pueden identificar dos enfoques principales, estructurados a partir de los actores que participan en el proceso. El primero de ellos se vale de un “experto con función lineal”, es decir que son los expertos de los ministerios, de los departamentos de planificación y de las instituciones académicas quienes trazan las líneas directrices y establecen las metas del plan de estudios. En este caso los estudiantes son el fondo de la jerarquía y por lo tanto no cumplen ningún papel en el proceso de elaboración del plan de estudios. El enfoque del “facilitador originario es aquel en el cual los redactores del plan de estudios se convierten en facilitadores de una amplia gama de participantes, incluyendo a aquellos que se encargan de ejecutar el plan de estudios. En él se comparte la toma de decisiones. Teniendo estos dos enfoques, se pueden delinear cinco maneras distintas de emprender el proceso de elaboración del plan de estudios: Elaboración del plan de estudios a partir del experto Este enfoque elabora el plan de estudios sin realizar consultas previas, o limitándolas a un grupo restringido, compuesto a menudo por expertos en educación que se encuentran influenciados por el contexto en el que viven, por sus experiencias y por las opiniones acerca de la educación y capacitación que circulan a su alrededor. Participan en el proceso en su calidad de profesionales, dado que consideran esta tarea como un asunto para expertos. Este enfoque posee una jerarquía claramente definida. Los que se encuentran en el vértice toman las decisiones. Los estudiantes y los docentes quedan excluidos de la elaboración del plan de estudios. Ambos grupos se convierten en receptores del conocimiento proveniente de otros y se limitan a llevar a cabo las tareas que les fueron asignadas. Elaboración del plan de estudios a partir del experto Elaboración del plan de estudios a partir de la consulta a especialistas. Docentes o administradores al elaborar un plan de estudios acuden a terceros que poseen una experiencia más amplia en el proceso. Esta asistencia les es proporcionada por consultores especialistas. Por lo tanto, en este caso, los consultores externos y los miembros de las organizaciones de capacitación tienen una participación mayor en la elaboración del plan de estudios. Estos expertos aportan una contribución considerable dado que han participado en la elaboración de planes de estudios en una gran variedad de contextos y lugares y suelen aportar su amplia experiencia al grupo encargado de la elaboración del plan, pero a menudo carecen de experiencia y conocimientos específicos de la situación local. Elaboración de planes de estudios partiendo de la consulta a especialistas Elaboración del plan de estudios partiendo de una consulta con “internos”“ Otro sistema utilizado consiste en involucrar a varios actores, tanto externos como algunos internos, valiéndose por lo tanto de un grupo mucho más amplio de participantes, especialmente administradores de instituciones de capacitación o educación, así como algunos docentes y capacitadores. Por lo general se reúne a un grupo selecto en un taller, en el cual se debaten y seleccionan las principales áreas del contenido del plan de estudios. La selección de los participantes suele ser hecha en base a la afinidad de las personas, tratándose por lo general de educadores que comparten las mismas experiencias y que hablarán un mismo idioma. En este caso existe mucha más participación, pero sigue estando limitada a aquellos que se considera están directamente involucrados en el plan de estudios a ser elaborado. Elaboración del plan de estudios partiendo de la consulta con participantes externos e internos 1.3 Currículum y programa Los profesores se enfrentan en su trabajo con multitud de dilemas provocados por la dificultad de compaginar sus ideas educativas con las exigencias del sistema del. El profesor está desarrollando sus propias estrategias de actuación y está llevando a cabo sus propios planes. El planteamiento del cambio, debería atender al desarrollo de la capacidad reflexiva de los profesores como gestores de su propia actuación. El profesor no será un sujeto reactivo a las presiones del exterior, pero tampoco se puede entender su práctica como producto exclusivo de sus decisiones internas en el aula, ni se puede pensar que la única forma de interpretar su práctica profesional se encuentra en la forma en que él mismo da significado a su quehacer. Es necesario entender la actuación profesional del profesor tanto en relación al funcionamiento de la institución educativa y a las condiciones que ésta impone, como a las pretensiones que él mismo tiene para ella y la forma en que resuelve los problemas y dilemas de los que toma conciencia. Habrá que suponer que no es suficiente con que el profesor convierta en un proceso consciente lo que ya hace de forma tácita. Será también necesario que tome conciencia de cuáles son las limitaciones en su propio quehacer profesional. El profesor es el que resuelve los problemas del aula. Y esto lo hace desde motivaciones normativas. El profesor organiza curricularmente su pensamiento profesional, puesto que son problemas curriculares los que debe resolver. La enseñanza, supone para el profesor el manejo y mantenimiento de un conjunto complejo, variado y simultáneo de variables, lo cual le requiere una continua comprensión ajustada al caso y una actuación singularizada que normalmente le exige la aceptación de cierta ambigüedad e incertidumbre, no siempre resolubles. La actuación del profesor requiere de la traducción a la práctica, a cada momento de la misma, de sus pretensiones educativas. Si se entiende la enseñanza como acción práctica, debe entenderse que la actuación profesional del profesor no puede estar definida al margen de sus propias consideraciones sobre la forma adecuada de interpretar las situaciones concretas con las que se encuentra, por consiguiente, cualquier propuesta curricular que deje de lado las decisiones profesionales del profesor acerca de qué y cómo enseñar, será irreal. En consecuencia, una forma de entender el currículum que acepte la naturaleza práctica de la enseñanza y la necesidad de las decisiones profesionales (curriculares) del profesor, tiene que estar concebido de tal modo que acentúe precisamente el carácter práctico de la acción educativa. Un currículum, desde esta concepción, tiene que estar pensado como un marco en el que los profesores puedan indagar sobre las formas legítimas de influencia educativa en las acciones entre sujetos. Entender el currículum como una forma de práctica rompe con la tradición que lo entiende como prescripción de reglas de comportamiento. Olson (1985) propone dos tendencias en las que concentrar los esfuerzos innovadores, sin privar al profesor de su capacidad para decidir su propia acción. Uno sería ayudar a los profesores a que comprendan su propio pensamiento. El otro, a través de materiales curriculares que lleven al profesor a reflexionar de modo crítico sobre su propia práctica. La propuesta de Stenhouse tiene la virtud de conjugar estas dos tendencias innovadoras, expresadas por Olson, para favorecer una práctica más reflexiva y autónoma. Al concebir el currículum como lugar de experimentación por parte del profesor, tanto de las ideas que aquél expresa, como de las suyas propias al confrontarlas con las del currículum, el profesor toma conciencia de su pensamiento y de las exigencias y dificultades de la práctica. La experimentación con la forma de resolver un currículum es también una experimentación con el propio pensamiento. Sólo partiendo de las formas reales de comprensión y actuación que verdaderamente utilizan, y de los conflictos y problemas que les supone la conciencia de las contradicciones y disonancias al practicar con nuevas ideas, sólo así se puede esperar que transformen su pensamiento y su práctica. Y esto no es otra cosa que favorecer, de una manera consciente y crítica, procesos de reflexión profesional. El currículum responde a decisiones e intereses que son coherentes con la función social, política y económica de la enseñanza (Apple, 1986). La propia estructura del sistema educativo impone unas condiciones que mediatizan cualquier propuesta de enseñanza. El currículum se ajusta a las pretensiones sociales, políticas y económicas de quien tiene poder para fijar su estructura. Esto no quiere decir que el modo en que se fija el currículum en las escuelas sea sólo por la vía impositiva. El conocimiento profesional que desarrolla un profesor no es ajeno al contexto institucional en el que se ha formado como profesor y en el que ejerce su oficio. Conclusiones En primer lugar, la conjugación de la concepción de la enseñanza como acción práctica en situaciones complejas e inciertas, para las que se pretende una resolución concreta de las finalidades educativas que sea adecuada al caso y la necesidad de favorecer procesos de reflexión crítica que puedan advertir de las deformaciones ideológicas de nuestro pensamiento y nuestra acción, la que lleva a considerar a la acción de la enseñanza como acción estratégica. En segundo lugar, las dinámicas de innovación no encuentran su valor en la capacidad que puedan tener para sustituir unos “tratamientos” por otros o en el poder que manifiestan y en el aparataje que movilizan para conseguir que el profesor transcriba fielmente el proyecto a su práctica. Lo importante de los procesos de innovación estriba en que constituyen una fuente de conflictos, no por causa de las imperfecciones de los procesos emprendidos, sino porque hacen patente las contradicciones en que se mueve el sistema educativo, tanto internamente como en relación a la dinámica social y política en general. Por último, si el desarrollo profesional de los profesores se encuentra en su capacidad para desarrollar las actuaciones estratégicas que constituyen la enseñanza, se hacen evidentes dos cosas: primero, que las prácticas de innovación constituyen el espacio privilegiado para la auténtica investigación didáctica, y segundo, que sólo tiene sentido el papel del investigador si se entiende su tarea como la de un formador reflexivo de profesores. La Didáctica, en vez de ser la disciplina que dice a los profesores qué deben hacer con los alumnos, trabaja con los profesores para que sean ellos los que decidan qué deben hacer con los alumnos y con su trabajo en general como profesionales de la enseñanza.

Show full summary Hide full summary

Similar

Unidad 1. Planeación Educativa
lilian_2099
Selectividad: Horario de Estudio (6 meses)
maya velasquez
Selectividad: Horario de Estudio (1 mes)
maya velasquez
Cómo Usar la Plantilla del Plan de Estudio de 5 Minutos
Diego Santos
Selectividad: Horario de Estudio (1 mes)
DENILSON LARICO
Selectividad: Horario de Estudio (3 meses)
maya velasquez
Elementos teóricos abordados en didáctica de las matemáticas
Iriana Cristina V�lez Fajardo
Selectividad: Horario de Estudio (6 meses)
Ly González Soto
Cómo Usar la Plantilla del Plan de Estudio de 5 Minutos
JOSE VALENTIN SOLIS ZAVALA
Selectividad: Horario de Estudio (1 mes)
Marc Marqués Selva
Selectividad: Horario de Estudio (1 mes)
abraham bello