CLAVES PARA HACER UN BUEN EXAMEN

Isidro Esparza Marín
Note by Isidro Esparza Marín, updated more than 1 year ago
Isidro Esparza Marín
Created by Isidro Esparza Marín about 3 years ago
278
8

Description

Los conocimientos adquiridos son importantes de cara al examen, pero el resultado final del mismo depende de muchos factores que se deben aprender a controlar. Se comenta de forma resumida, 10 claves que pueden garantizar un resultado óptimo en el examen.

Resource summary

Page 1

CLAVES PARA HACER UN BUEN EXAMEN

Los conocimientos adquiridos son importantes de cara al examen, pero el resultado final del mismo depende de muchos factores que se deben aprender a controlar. A continuación publicamos 10 claves que pueden garantizar un resultado óptimo en el examen: 1. Preparación Seguir un proceso de aprendizaje activo y programado, ajustado también al tipo de examen-test, escrito, oral, práctico-. Dedicar la víspera a repasar, reforzar y afianzar. 2. Autoevaluación Diseñar, buscar y realizar ejercicios y exámenes muy similares al que se vaya a realizar, ajustando tiempos, revisando las respuestas y aprendiendo de los errores. 3. Convicción Creer en nuestra propia capacidad; valorar nuestros conocimientos y la adecuada preparación; confiar en nuestra competencia para realizar la prueba adecuadamente. 4. Nervios Llegar descansado, con tiempo suficiente, con el material necesario; antes de empezar, intentar no repasar, ni hablar del examen y evitar a los compañeros nerviosos. 5. Tiempo Conocer, distribuir y controlar el tiempo disponible para realizar toda la prueba, y para responder a cada pregunta. Leer, planificar, escribir, revisar. 6. Autocontrol Centrarse en pensamientos positivos; si nos quedamos en blanco la tranquilidad nos ayudará a recordar; podemos pasar a la pregunta siguiente y retomarla después. 7. Precisión Seguir las instrucciones, leer atentamente los enunciados y la información que nos proporcionan. Conocer el valor de cada pregunta y el sistema de puntuación. 8. Respuestas Ajustarse a lo que piden. Resume, define, esquematiza, compara, desarrolla… si es posible, no dejar cuestiones en blanco, responder al menos con alguna idea, un esquema. 9. Presentación Cuidar el contenido, estructura, rigor, la forma ,caligrafía, ortografía, gramática- y la presentación; facilitar la corrección al examinador. 10. Revisión Releer, revisar y repasar todo el contenido antes de entregarlo. Confirmar que se ha respondido correctamente. Si es posible, ir a la revisión posterior del examen para aprender. Los ejercicios de evaluación son un reto, una oportunidad de aprendizaje. Son una ocasión para demostrar que se han adquirido, asimilado e interiorizado una serie de conocimientos que probablemente tendremos que aplicar después en entornos reales. Sea cual sea el resultado de un examen conviene recordar que la nota no es una medida de la valía personal. Es el fruto del desempeño en un momento puntual, producto no sólo de los conocimientos y aptitudes, sino también del esfuerzo y nivel de preparación, del grado de autocontrol y del modo en que se ha realizado eficazmente esa prueba concreta. CÓMO PREPARARSE PARA UN EXAMEN Con motivo del período de exámenes el Gabinete Psicopedagógico del Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de Granada presenta algunas recomendaciones útiles para que los estudiantes sepan cómo prepararse para un examen. Es importante no estar muchas horas seguidas trabajando sin descansar, ya que eso no facilitará tu comprensión y aprendizaje, simplemente te agotará. Desde el Gabinete Psicopedagógico (GPP), servicio perteneciente al Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de Granada y dedicado a ofrecer orientación y asesoramiento personal, académico y vocacional a la comunidad universitaria, en especial a los estudiantes, se ofrecen una serie de recomendaciones útiles para que los estudiantes universitarios puedan afrontar adecuadamente el periodo de exámenes. ¿CUÁLES SON LAS CLAVES ESENCIALES PARA PREPARARSE PARA UN EXAMEN? Para prepararse adecuadamente un examen es necesario contar con tiempo suficiente, eso es lo primero, donde dediquemos tiempo a trabajar el material (leer, subrayar, resumir o esquematizar…) y tiempo para memorizar. A su vez, es muy importante repasar la información estudiada, y no dejar NUNCA el repaso para la última mañana o tarde antes del examen, ya que ello nos va a poner muy nerviosos/as y va a poner en duda lo que sabemos. El repaso hay que hacerlo durante el proceso de estudio. A ello hay que sumar actividades de ocio saludable, no por estar más tiempo estudiando vamos a rendir mejor, lo prioritario es la calidad del tiempo dedicado, no la cantidad. Será fundamental tener regulados los horarios de sueño y alimentarse de manera equilibrada (¡¡siempre hay que desayunar la mañana del examen!!), aspectos clave para rendir académicamente. ¿Qué es lo fundamental para gestionar la presión, el estrés y/o ansiedad de este periodo de exámenes? Lo primero es entender que ante un examen (o cualquier situación que suponga una evaluación para mí) es normal que estemos activados/as, de hecho, ello es bueno porque nos prepara para la acción. Si uno/a se empeña en no sentir esa activación (o lo que normalmente llamamos estar nervioso/a o ansioso/a) sucede todo lo contrario, es decir, que nos ponemos aún mucho más nerviosos/as. Es fundamental preparar muy bien mi examen, entrenarme, y, como antes se apuntaba, dormir y comer adecuadamente, así como hacer cualquier actividad de ocio que me ayude a descargar presión, por ejemplo, practicar algún deporte. ¿Cómo se puede mejorar la concentración? Para mejorar la concentración es necesario limitarnos el tiempo de estudio, es decir, acotar por intervalos de tiempo qué es lo que vamos a estudiar, y no estar muchas horas seguidas trabajando sin descansar. Por ejemplo, marcarse intervalos de tiempo de no más de 45 minutos seguidos, descansar 10 minutos y hacer otro intervalo. Recomendamos una pequeña estrategia para cuando no consigas concentrarte bien, y consistente en tener la mano ocupada, “si mi mano está ocupada, mi cabeza está ocupada”, haciendo síntesis o sacando la idea principal de un párrafo. Y si con 45 minutos me cuesta, reducir el tiempo a 30 minutos o incluso a 15 minutos. Entonces, centrándonos en el momento más cercano a los exámenes y para su análisis lo vamos a dividir en tres momentos (antes, durante y después), junto con la revisión del examen. MIENTRAS ESTUDIAS Asigna el tiempo necesario de estudio para hacer todas las cosas que necesites antes del examen (Ej., revisar material de estudio, hacer esquemas, repasar los temas, etc.). Revisa frecuentemente el material. Así aumentarás la confianza en ti mismo. Establece metas de estudio y afróntalas de una en una para no saturarte Hacer los repasos con la técnica apropiada: leer tratando de memorizar esquemas y resúmenes, escribir lo que se recuerda sin el material delante, desarrollar el tema esquematizado de forma oral o escrita, consultar, si es necesario, los apuntes o el libro, hacerse preguntas como si se hiciera un examen simulado, empleo de mnemotecnias para memorizar conceptos difíciles, y espaciar los repasos en el tiempo. SI TE SIENTES NERVIOS@ TRATA DE RELAJARTE CON ALGUNA DE LAS SIGUIENTES TÉCNICAS: Respiración abdominal. Ésta consiste en respirar pausadamente llenando totalmente los pulmones desde el abdomen, algo que no solemos hacer en la respiración normal. Tensa y relaja diferentes grupos musculares. Por ejemplo, tensa los hombros durante pocos segundos y a continuación déjalos caer. Siente la sensación de relax que esto produce y aprende a identificar estados de tensión de los músculos para relajarlos seguidamente. Si aparecen pensamientos distractores y recurrentes que amenazan tu concentración y/o autoestima (ej., ”voy a suspender”, “no me va a dar tiempo”, “no voy a ser capaz”, etc.), puedes sustituirlos por respuestas racionales (ej., “tengo la capacidad de aprobar”, “sólo necesito trabajar más”, etc.), pensamientos que te ayuden a manejar el estrés (ej., “un poco de activación me puede ayudar”, “así lo haré lo mejor que pueda”, etc.) y pensamientos que te ayuden a mantenerte concentrado (ej., “puedo responder a la pregunta si elaboro la respuesta en pequeños subapartados”). Si estas estrategias no te funcionan, anota los pensamientos en un papel y sigue trabajando bajo la “promesa” de que después te ocuparás de ellos. ANTES DEL EXAMEN Comprueba, si no lo has hecho antes, cuándo es el examen, lugar, hora, y si necesitas algún material específico para el examen. Estar en contacto con otros compañeros para evitar posibles errores. Llega con tiempo suficiente para sentarte en un sitio en el que estés cómodo/a. La noche (o mañana) de antes prepara todo lo que necesites (bolígrafo, DNI, calculadora, diccionario, botella agua, chocolatina…). DÍA DEL EXAMEN Levántate temprano, dúchate, arréglate, DESAYUNA, y vete con tiempo suficiente para llegar a la facultad o escuela. Evitar a aquellos compañeros que te ponen nervioso. DURANTE EL EXAMEN Algunas de las técnicas de relajación que puedes usar durante la fase de estudio también te pueden servir durante el examen. Tómate un par de minutos de descanso si crees necesario practicarlas. Practica la respiración abdominal para regular tu nivel de activación. Intenta colocarte en el sitio que estés más cómodo/a. Cuando recibas el examen, lee las instrucciones un par de veces y organiza tu tiempo de forma eficiente. Empieza con las preguntas más sencillas, lo que te reforzará y hará que afrontes con mayor seguridad las preguntas más difíciles. Pregunta al profesor las dudas que te surjan durante el examen. No te apresures si ves que tus compañeros acaban antes, trabaja a tu ritmo. Piensa antes de escribir, traza un esquema para ordenar las ideas y para no olvidar aspectos importantes que hay que tratar. Redacta con brevedad y precisión, comienza por conceptos claves y desarróllalos; si es preciso, justifica la respuesta. Cuida la presentación, limpieza, orden y ortografía. Son indispensables (recuerda que no estás escribiendo un mensaje de móvil o en el Whats App). Asegúrate de haber respondido a las preguntas que querías responder. Nunca hagas un examen en sucio. DESPUÉS DEL EXAMEN No hablar con otros compañeros (si ello te va a perjudicar tu desempeño en los siguientes exámenes). Escribir las preguntas del examen que recuerdes o tratar de reconocerlas en tus apuntes. Date algún premio por haber hecho tu examen. Para siguientes ocasiones es conveniente ir a tutoria para saber cuáles son tus aciertos y tus errores.Procedencia: Universía.net

Show full summary Hide full summary

Similar

CURSO APRENDIENDO A APRENDER
Isidro Esparza Marín
¿QUÉ LE OCURRE AL CEREBRO DE UN ADOLESCENTE?
Isidro Esparza Marín
10 REGLAS DEL BUEN Y MAL ESTUDIO
Isidro Esparza Marín
DESCUBRE LAS 10 PREDICCIONES QUE CAMBIARÁN EL MUNDO EDUCATIVO
Isidro Esparza Marín
5 TECNICAS DE COMO PROGRAMAR EL SUBCONSCIENTE
Isidro Esparza Marín
Regla nemotécnica para recordar los 20 aminoácidos esenciales del ser humano
Isidro Esparza Marín
LA NEUROCIENCIA APLICADA EN MI VIDA
Isidro Esparza Marín
APRENDIENDO A APRENDER (www.coursera.org)
Isidro Esparza Marín
10 HÁBITOS PARA ADQUIRIR FORTALEZA MENTAL
Isidro Esparza Marín
NEUROEDUCACIÓN: SOLO SE PUEDE APRENDER LO QUE SE AMA
Isidro Esparza Marín
COMO LLEGAR A SER COMPLETAMENTE INFELIZ EN 5 PASOS
Isidro Esparza Marín