La política en Maquiavelo.

Elena Fajardo Molinero
Note by Elena Fajardo Molinero, updated more than 1 year ago
Elena Fajardo Molinero
Created by Elena Fajardo Molinero over 4 years ago
90
0

Description

Trabajo de Filosofía en la Red para la historia de la Filosofía.

Resource summary

Page 2

Biografía y contexto histórico.

Florencia, 3 de mayo de 1469-ib., 21 de junio de 1527) fue un diplomático, funcionario público, filósofo político y escritor italiano, considerado padre de la Ciencia Política moderna.1 Fue asimismo una figura relevante del Renacimiento italiano. En 1513 escribió su tratado de doctrina política titulado El príncipe, publicado póstumamente en 1531 en Roma. Nació en el pequeño pueblo de San Casciano in Val di Pesa, a unos quince kilómetros de Florencia, el 3 de mayo de 1469, hijo de Bernardo Machiavelli, un abogado perteneciente a una empobrecida rama de una antigua familia influyente de Florencia, y de Bartolomea di Stefano Nelli, ambos de familias cultas y de orígenes nobiliarios, pero con pocos recursos a causa de las deudas del padre. Entre 1494 y 1512 estuvo a cargo de una oficina pública. Viajó a varias cortes en Francia, Alemania y otras ciudades-estado italianas en misiones diplomáticas. En 1512 fue encarcelado por un breve periodo en Florencia, y después fue exiliado y despachado a San Casciano. Murió en Florencia en 1527 y fue sepultado en la Santa Cruz. La vida pública de Maquiavelo estuvo enmarcada en sucesos surgidos por la ambición del papa Alejandro VI y de su hijo, César Borgia, el duque Valentino; ambos personajes ocupan un gran espacio en El Príncipe. Maquiavelo no vacila en citar las acciones del duque en beneficio de los usurpadores que quieren quedarse con los estados que conquistan; de hecho, Maquiavelo no encuentra mejores preceptos que enseñar que los patrones de conducta de César Borgia. En 1507 lo destinaron a Alemania como diplomático para parlamentar con el emperador Maximiliano I sobre las medidas expansionistas que quería adoptar dicho emperador. Maximiliano, sorprendido por la inteligencia y elocuencia de Maquiavelo, fue convencido a no invadir territorios italianos y menos aún Florencia, que era la intención que tenía el emperador. Sobre los alemanes concretamente, Maquiavelo dijo: los alemanes son una grandísima fuerza militar, pero tienen y tendrán una política muy débil. Pasó a trabajar en la academia humanista de Bernardo Rucellai, traduciendo la obra griega de Polibio, de la que recogió muchas ideas sobre el gobierno en una república. El nuevo papa Julio de Médici Clemente VII, lo volvió a acercar a la política y le encargó una obra sobre la Historia de Florencia. Maquiavelo aceptó y fue pagado con 120 florines, pero fue acusado de ser partidario de los Médicis (algo absurdo, ya que previamente había sido acusado de preparar un golpe de estado contra ellos), y de nuevo denostado por la opinión pública. Murió olvidado e ignorado en 1527. Su legado tuvo más éxito en siglos posteriores que en la época en la que vivió, donde la fria y poco religiosa forma de presentar el gobierno del estado causó gran escándalo. Siempre defendió la colectividad frente a la individualidad, y nunca olvidó la cruenta y única verdad sobre la política y los gobernantes. El Renacimiento, una época de gran creatividad en Europa, empezó en Florencia a finales del siglo XIV y de ahí se extendió por toda Europa, prolongándose hasta el siglo XVII. Se caracterizó por un renovado interés en la cultura clásica griega y romana, y colocaba al ser humano, y no a Dios, en el centro. Este nuevo humanismo se vio reflejado primero en el arte y luego en la estructura social y política de la sociedad italiana, en donde repúblicas como las de Florencia y Venecia abandonaron pronto el feudalismo medieval e impulsaron el comercio y la innovación científica. A finales del siglo XV las ideas renacentistas se habían extendido y habían eclipsado el monopolio de la Iglesia. Pero fue la ciencia la encargada de romper con la autoridad eclesiástica. Primero Nicolás Copérnico (heliocentrismo), luego Johannes Kepler y finalmente Galileo Galilei demostraron que el modelo geocéntrico del Universo ideado en la teoría de Aristóteles y Ptolomeo era erróneo. A los avances en Astronomía les siguieron otros en el resto de las ciencias, los cuales proporcionaron explicaciones alternativas del funcionamiento del Universo y sentaron las bases de un nuevo tipo de filosofía. No es sorprendente, por tanto, que el primer filósofo realmente renacentista fuera un florentino, Nicolás Maquiavelo, cuya filosofía marcó un alejamiento de lo teológico y un acercamiento hacia lo político.

Page 3

Obras importantes de Maquiavelo.

La Obra magistral de Maquiavelo es “El Príncipe”, tratando de aportar y a la vez corregir de una manera muy personal la actividad de su pueblo y de sus gobernantes, con vistas a un futuro inmediato. La formulación de Maquiavelo de los principios históricos inherentes en el gobierno romano puede encontrarse en su Discurso sobra la primera década de Tito Livio (1531), un comentario sobre la obra Ab urbe condita libri (también conocida como Décadas) del historiador romano Tito Livio. En este estudio, Maquiavelo parte de los conceptos teocráticos medievales de la historia, atribuyendo hechos históricos a las necesidades de la naturaleza humana y a los caprichos de la fortuna. Entre sus otras obras destacan: Sobre el arte de la guerra (1521), que describe las ventajas de las tropas reclutadas frente a las mercenarias. La Historias florentinas (1525) interpreta las crónicas de la ciudad, en términos de causalidad histórica. Maquiavelo fue también el autor de la biografía Vida de Castruccio Castracani (1520), de una serie de poemas, y de varias obras de teatro, entre las cuales destaca La mandrágora (1524), una sátira mordaz y obscena sobre la corrupción de la sociedad italiana de su tiempo. Muchos de sus escritos anticiparon el aumento de los estados de marcado carácter nacionalista. El maquiavelismo, como término, ha sido utilizado para describir los principios del poder político, a partir de la máxima 'el fin justifica los medios'.

Page 4

El realismo político.

La teoría de Maquiavelo ha sido calificada como "realismo político" por el "idealismo político", y se refiere a la concepción de la política como una disciplina fundamentada sobre la descripción de los asuntos públicos que va, en palabras de Maquiavelo ,"directamente a la verdad real de la cosa" y no "a la representación imaginaria de la misma." Podría identificarse por la moral sobre la política y la orientación utópica de los objetivos políticos. Se aboga por una proximación que se atiene a los intereses, costumbres y leyes que condicionan las acciones y las ideas de los actores de la política, es decir emite la "verdad efectiva".Podemos diferenciar tres aspectos clave:1. La autonomía de la política como disciplina frente a la mortalidad: Los comportamientos políticos no pueden valorarse de acuerdo con criterios morales, sino que tienen la lógica propia marcada por el objetivo central de la política; a saber, la conservación de la comunidad política. En este sentido, la política no es solo "amoral", sino que es "premoral", en el sentido que para Maquiavelo, los valores y juicios morales solo tienen sentido dentro de una comunidad, cuya conversación es el objetivo de la política.2. La razón de Estado: El objetivo de la política como disciplina es la conservación de la comunidad política, esto implica también que la comunidad organizada políticamente, tiene primacía sobre los intereses particulares. La razón de Estado se convierte en un fundamento de cualquier ley. No obstante, una comunidad en la que los ciudadanos gocen de mayor libertad e igualdad entre ellos tienen más posibilidades de conservarse que una en la que son esclavos y una unidad política solo depende de la voluntad de una persona, el monarca o príncipe.3. La justificación de los medios por su fin: La máxima de Maquiavelo es que "el fin justifica los medios", la tesis que defendió es que ese fin tenia que ser para un príncipe "conservar su Estado", y entonces "los medios siempre serán juzgados honorosos y ensalzados por todos". Según Maquiavelo, esto ocurre porque la mayoría de los ciudadanos no disponen de suficiente información para criticar y valorar los medios, y sólo lo hacen por el resultado que genera.En última instancia, el realismo político defiende que la política es una disciplina más descriptiva que valorativa. Trata más de explicar, analizar y expones las acccionies, costumbres, leyes e instituciones que de criticar, valorar o juzgar sobre su bondad o maldad. El criterio básico de la nueva ciencia es la efectividad para mantener el Estado y evitar su corrupción y su disolución.Para Maquiavelo la ciencia eminente tiene dos sentidos:1. En primer lugar, porque es la disciplina que rige sobre las demás ciencias: Sin ella no hay organización social que haga posible dedicarse a la investigación de una ciencia u otra.2 En segundo lugar, porque su objetivo es la conservación de la comunidad, en la que tiene sentido la moral como código de conducta y en cuyo seno los seres humanos realizamos nuestros proyectos vitales.

Page 5

Los principios esenciales del arte político

Esta concepción se caracteriza por basarse en tres principios básicos:1. Reconoce el antagonismo y el conflicto, tanto interno a la propia sociedad (Maquiavelo habla de los dos humores de la sociedad, el puebklo y los nobles) como externo entre Estados.Además, en la política realista se acepta el principio del mal menor. "Conviene en todas nuyestreas determinaciones escoger el partido que menos inconvenientes ofrezca, porque ninguno hay completamente libre de ellos".2. Al principio el mal menor debemos añadir la aceptación de la fuerza como un recurso necesario para cumplir con el criterio de eficacia que define al realismo políticoLa fuerza o la violencia es un elemento estratégico más en manos del político, y puede ser necesaria tanto para la fundación del Estado como para su conservación. Así podemos entender la importancia de la reflexión de Maquiavelo sobre el poder militar y la organización de los ejércitos en su obra "El arte de la guerra".3. Por último, uno de los principios básicos del realismo político es el de adecuarse a las circunstancias, en lugar de querer cambiarlas para ajustarlas a las propias necesidades.Maquiavelo aprendió esta lección de la historia política que le tocó vivir como diplomático florentino. Lo que es bueno en un momento deja de serlo en otro, y lo conveniente es reconocer los cambios que escapan a nuestro poder y no obcecarnos en querer cambiar las circunstancias, sino cambiar nuestra estrategia. César Borgia o el papa Julio II no habrian sabido llevar a cabo esta máxima en la realidad.Con todo esto, el realismo político no solo tiene implicaciones antropológicas respecto al gobernante, sino que presupone tambien una concepcion pesimista de la naturaleza humana en general.

Page 6

La antropología pesimista de Maquiavelo.

De acuerdo con el realismo político, Maquiavelo asume como punto de partida la hipótesis de que el ser humano es malvado por naturaleza. Así su filosofía política presupone una situación de corrupción radical ed la naturaleza humana para mostrar que sus preceptos han de tener validez porque los individuos están inclinados a hacer el mal.Este pesimismo antropológico de Maquiavelo, es por tanto, el supuesto básico de su teoría política: "Según demuestran cuantos escritores se han ocupado de la vida civil y prueba la historia con multitud de ejemplos, quien funda un Estado y le da leyes debe suponer a todos los hombres malos y dispuestos a emplear su malignidad natural siempre que la ocasión se lo permita" (Maquiavelo, N., Discursos sobre la primera década de Tito Livio, 1 III).Esta suposición es una exigencia para fundamentar con mayor solidez y consistencia su filosofía política: Las leyes deben ser promulgadas y las instituciones del Estado erigidas pensando que los humanos tienen más al mal que al bien. Si resisten esta condición, las leyes sería eficaces y eficientes tanto en el caso de que sean realmente malos como en el caso de que no lo sean.Esta tesis se repite con diferentes matices en varios lugares de su obra, y añade más rasgos que inciden en la maldad humana: Ambición, codicia, suspicacia, insatisfacción, ingratitud, inconstancia, cobardía, hipocresía, avidez de riquezas, etc. Las leyes y las instituciones deben estar diseñadas para resistir en caso de que los humanos sean realmente de esta naturaleza.En los buenos tiempos, no suelen emerger estos rasgos, advierte Maquiavelo, pero, en los malos, explotan con toda su crudeza y se vuelven en contra del orden y de la conversación de la comunidad política. Es en los tiempos favorables cuando hay que prepararse ante los posibles infortunios.Una de las consecuencias de esta hipótesis del pensamiento antropológico es la actitud que debe tomar el gobernante ante los súbditos y las emociones básicas que predominan en la política. Se trata de un tópico de la época: ¿qué les conviene más al gobernante, ser amado o temido? En definitiva, la cuestión es que emociones y sentimientos conviene formentar entre la población para garantizar la conservación del Estado.La tesis de Maquiavelo es que al gobernante más le vale ser temido que amado.1. Por un motivo pragmático, más vale ser cruel y, gracias a ello, salvar las vidas de los ciudadanos que clemente y querido y favorecer por ello la destrucción de alguna ciudad. Maquiavelo se refiere en El Príncipe a César Borgia, quien famoso por su crueldad, pacificó y unificó a la Romaña. También hace alusión a la destrucción de la ciudad de Pistoia a causa de la clemencia y de la bondad de los florentinos.2. Para Maquiavelo, el miedo es la emoción más fuerte que el egoísmo y resiste ante su fuerza, pero el amor al gobernante no resistiría ante la tentación de la utilidad egoísta. Esta argumentación se opone frontalmente a la postura clásica representada por Cicerón: Según este, el miedo es un débil custodio de un poder duradero, mientras que la benevolencia lo mantiene.

Page 7

El rebuplicanismo: La libertad cívica. Repúblicas y principados.

Maquiavelo analiza tanto los sitemas monárquicos como los aristocráticos y democráticos. En su obra El Príncipe estudia los diferentes tipos de principado o monarquías, y en los Discursos sobre la primera década de Tito Liio, estudia las posibles formas de un gobierno republicano. Para Maquiavelo, son dos las formas genéricas que puede adoptar un Estado, el principado o la república: "Todos los estados, todos los dominios que han tenido y tienen soberanía sobre los hombres, han sido y son repúblicas o principados." Así, el Estado se define como la institución territorial y de gobierno que posee la soberanía (capacidad de legislar, aplicar leyes y hacer justicia) sobre un pueblo. La preocupación central de la filosofía política de Maquiavelo es la conservación del cuerpo político, y con el fin de analizar los diferentes gobiernos, Maquiavelo distingue en El Príncipe entre los siguientes tipos de principados o sistemas monárquicos.1. Principados hereditarios o monarquía centrada en una dinastía.2. Principados nuevos: sistema monárquico de nueva creación o recién fundado.3. Principado civil: el gobernante llega al poder con el apoyo de la población, bien del pueblo llano, o bien de los más ricos.4. Principado eclesiástico: sistema monárquico sustentado en el clero. El modo de adquirir, conservar y crear estos Estados puede ser mediante las armas y la fortuna o la virtud.

Page 8

Características de la forma republicana de Estado

En los Discursos sobre la primera década de Tito Livio, obra que empezó a redactar antes que el Principe, aboga por una forma de Estado republicana, en la que los ciudadanos participen de un modo y otro en las magistraturas del gobierno. Para Maquiavelo, la república tiene varias ventajas sobre el principado:1. El imperio de la ley sobre la voluntad del monarca: Las leyes representan el máximo interés de la comunidad política de conservarse a si misma, por encima del iteres del príncipe, que puede ser particular.2. En la república, la libertad esta menos amenazada que en un principado, gracias a la ley. La ley no solo crean un espacio social en el que podemos actuar sin dañar a otros sin ser perjudicados sino liberan del egoísmo innato propio de los humanos y fomentan de la solidaridad, y la preocupación por el bien común.3. La república fomenta la igualdad cívica entre los ciudadanos, lo que favorece la cohesión social y la virtud cívica: "La corrupción y la escasa aptitud para ser libres nacen de una gran desigualdad en el pueblo, y para restablecer la igualdad se necesitan remedios extraordinarios, siendo pocos los que saben o quieren practicarlos".4. La república dura más en el tiempo, puesto que se puede aptar mejor a los cambios históricos y políticos (la fortuna), ya que la diversidad interna de los ciudadanos que acceden a las magistraturas facilita mejor su adaptación a esos cambios que el hecho de que una sola persona, el príncipe, tenga que cambiar y ajustarse a la situación.Respecto al problema de la cohesión social, Maquiavelo argumenta que una república perdurará más en el tiempo cuanto mejor sepa canalizar y orientar el conflicto y las divisiones sociales que, inevitablemente, la atraviesan: los "grandes nobles" quieren mandar y la mayoría quiere vivir en libertad. De hecho, considera que esa inestabilidad fuerza a los legisladores a establecer un sistema de equilibrios, como habría ocurrido en la antigua Roma: así pues la división interna no es despreciada como un hecho negativo, sino entendida como un acicate para promover una legislación que estabilice la sociedad.

Page 9

La libertad republicana.

En lo que se refiere al concepto de libertad que utiliza Maquiavelo, debemos destacar dos sentidos fundamentales, siendo el primero condición de posibilidad del segundo:1. La libertad del Estado como independencia respecto a injerencias externas, como la de las potencias continentales que dominaban en la Itala de su época. Esto estaría vinculado con el patriotismo.2. Libertad de los individuos dentro del Estado del despotismo (vivire libero) ; se trata de la libertad republicana como ausencia de dominación y contribución al bien común. No equivale la libertad negativa o ausencia de impedimientos para realizar proyectos individuales, propia de la política liberal, sino que consiste en evitar una domincación ilegítima.En la concepción de la libertad en sentido republicano, las leyes son, a la vez, el límite y la condición de la libertad de los individuos. Estos participan en la legislación, y en la misma medida en lo que hacen, son libres, porque, al obedecer la ley, se obedecen a sí mismos.Maquiavelo fue un defensor del sistema republicano de gobierno, de la libertad y de la virtud cívica, como muestra propia biografía y su revisión de la tradición republicana romana. La reivindicativo de un príncipe que uniera a Italia se debe entender como una respuesta a la necesidad de fundar un nuevo Estado que hiciera frente a las potencias extranjeras, un método más raìdo y efizar que el largo camino de establecer una república.Pero aunque Maquiavelo era un firme defensor del sistema republicano del gobierno, sus viajes, especialmente a Francia, donde se criticaba la neutralidad y la indecisión de la repúblia de Florencia, le hicieron tomar conciencia de los problemas de sus republicas en general. De ahi su denfensa de un régimen mixto. De hecho en los Discursos sobre la primera decada de tito livio, maquiavelo explica que el principe tiene la mision de favorercer la libertad, la igualdad civica y en definitiva las condiciones para que pueda fundarse una republica

Page 10

La fortuna y la virtud

La filosofía política de Maquiavelo se apoya en el principio básico según el cual el político, con el fin de conservar el Estado, debe ajustarse a los tiempos y estar en armonía con ellos. Así, frente a los vaivenes de la fortuna, tanto el gobernante como cualquier ciudadano que deben tener la fuerza para resistir y soportar sus sometidas. La posición entre fortuna y virtud es central en el pensamiento político de Maquiavelo. El problema se da plantea al pensamiento clásico rumano. El Renacimiento, perdura esta visión de la diosa Fortuna como el conjunto de circunstancias inesperada que debemos afrontar y superar. La Fortuna tendría un papel crucial en la política: No todo está en nuestras manos, pero debemos estar preparados para cualquier situación advierte Maquiavelo.

La fortuna.

Podemos que decir que la fortuna buena o mala, es el conjunto de circunstancias imprevisibles, factores que no controlamos y efectos que desencadenan nuestras acciones y que no podemos predecir. En definitiva, la fortuna señala la limitación de la razón humana para prever y afrontar el futuro.Que la fortuna sea buena o mala depende de que logremos la armonía con los tiempos. Si ante los cambios sociales, políticos e históricos en general, nos mantenemos firmes en nuestras actitudes y convicciones, que quizás se ajuntaban a otro momento, tan solo logremos nuestra desgracia y la de nuestro Estado. La fortuna no solo afectaría a los individuos particulares, sino también a los Estados como comunidad política. Pero la cuestión es la misma: la necesidad de estar preparados para adaptarnos a cualquier cambio imprevisto y dominar la situación mediante la virtud.Por tanto, para lograr minimizar los efectos negativos de estos imprevisstos hay que desarrollar una capacidad de prevención y de fuerza que nos permita superar las dificultades. Para Maquiavelo, esta capacidad es la virtud, que es la fuerza que hace posible superar las dificultades y dominar la situacion imprevista para llograr la buena foturna. La tirania de la fortuna se mostraria con mayor crudeza precisamente alla donde menos "virtud" hubiera.En la obra de Maquiavelo encontramos tres metaforas sobre la fortuna que nos permiten explicar este concepto:1. La rueda de la fortuna: esta metafora remite a la nocion del ciclo historico necesario al que se encuentran sometidas las instituciones politicas y sociales. Lo que en un momento se encuentra en su cenit, irremediablemente, empieza su declive.2. El torrente de la fortuna: Aquneu la fuerza y la avenida del torrente no se pueden prever, en los momentos de calma y paz, dice Maquiavelo, hemos de preparar cauces y diques para que la embestida de la fortuna no se lleve por delante el Estado.3. La diosa Fortuna, mujer: En una metafora que refleja la discriminacion de genero de la epoca, Maquiavelo seña aque la fortuna es mujer y que , como tal para someterla, hay que ser impetuoso con ella. La diosa Fortuna, añade Maquiavelo, es mas amiga de los jovenes, porque son mas intrepidos y audaces. La fortuna sonrie a los audaces, como habria dicho el poeta romano Virgilio.Por otra parte, la palabra "virtud" que indica la fuerza y la capacidad de dominar la fortuna, proviene de vir, "varon" en latin, de modo que maquiavelo opone el principio femenino de la fortuna al elemento masculino de la virtud o fuerza para hacerla frente.

La virtud.

El concepto maquiavelino de virtud se aleja de la concepcion aristotelica o helenistica y consiste, siguiendo el humanismo renancentista de su tiempo, en el conjunto de cualidades capaces de hacer frente a los vaivenes de la Fortuna, de atraer el favor de la diosa y remontarse en consecuencia a las alturas de la fama principesca. Ello supone lograr honor y gloria para sí mismo y seguridad para el propio gobierno. El príncipe ha de estar adornado de la Virtu –término intraducible- que sería destreza, combinación de intuición y tesón, habilidad para sortear obstáculosPara Maquiavelo, la buena fortuna es la recompensa por haber desarrollado esa virtud, entendida como fuerza para hacer frente a lo imprevisto. Esta idea proviene del trasfondo humanista de Maquiavelo, en concreto de Ciceron. Los grandes fobernantes son los que demuestran la virtud que domina la fortuna. Su fracaso se explica por su incapacidad para afrontar los cambios.lLos medios para formentar esa virtud dentro del Estado son, en ultima instancia los instrumentos que termiten su conservacion: como dice en los Discursos sobre la primera decada de tito livio "las buenas leyes y las buenas armas" especialmente las ultimas. Recordemos la dedicacion de Maquiavelo a la organizacion del ejercito y su trabajo diplomatico.También cabe destacar la importancia de Maquiavelo le concede a la ley como herramienta educativa para fomentar las buenas costumbres entre los ciudadanos. La salvacion del Estado,m en concreto del sistema republicano, no depende tanto de los goberanntes como la organización legal del propio sistema y de su capacidad de adaptacion.Y, en este sentido, Maquiavelo defiende que la republica es superior al principado o monarquia, porqeu al gobierno republicano es mas virtuoso dado que pueden acceder mayor diversidad de individuos con caracteres diferentes que quiza se amolden mejor a los vaivenes de la fortuna, algo mas dificil en un sistema monarquico..Así pues Maquiavelo no se conforma con la idea de adoptar una actitud pasiva frente a la fortuna. No se trata solo de hacer de la necesidad virtud, sino que esta tiene una capacidad rtansormadora de la realidad politica;: la manera deconstuir los diques y los cauces para reconducir el torrente de la fortuna es la organizacion de un regimen de gobierno adecuado.En resumen, la fortuna y la virtud, son en ultima instancia medios para la creacion y la conservacion del Estado que se relacionan estrechamente.

Show full summary Hide full summary

Similar

Fichas de Grandes Filósofos
maya velasquez
Origen de la Filosofía: El paso del Mito al Logos
maya velasquez
Historia de la Filosofía
maya velasquez
Nietzsche: Estudio sobre la Ética
maya velasquez
PRESIDENTES DE CHILE (1817 - 1876)
Diego Santos
Comparación de Platón con Aristóteles. 2º de Bachillerato. Filosofía
smael Montesinos
Presidentes deMéxico (1964-2018)
Raúl Fox
ARISTÓTELES
hengirios
Filosofia -Pau
Alicia Chinarro
Tema 1: La filosofía presocrática
damnedthoughts
TERCER QUIZ DE FILOSOFÍA
natys_411_f