Tema 4. Dificultad social por presentar deficiencia y discapacidad.

rbk_rod
Note by rbk_rod, updated more than 1 year ago
rbk_rod
Created by rbk_rod over 5 years ago
534
5

Description

Tema 4 del libro "Infancia, Adolescencia y juventud en dificultad social. Coordinadora: María del Pilar Quicios García.

Resource summary

Page 1

Retraso mental leve (RML)Los niños y adolescentes que sufren Retraso Mental se caracterizan por una  capacidad intelectual significativamente menor que el promedio. Estos niños manifiestan su Retraso Mental antes de los 18 años, y la capacidad intelectual inferior se acompaña, al menos, de dos de las siguientes limitaciones: Comunicación. Cuidado de sí mismo Habilidades personales e interpersonales. Autocontrol. Habilidades académicas.  El Retraso Mental Leve se integra dentro de la categoría pedagógica de educable. Son capaces de adquirir conocimientos académicos equiparables a 6º curso de Educación Primaria. Los factores predisponentes del RML pueden ser de carácter biológico, psicosocial o una combinación de ambos tipos. Siguiendo el DSM-IV se señala como factores etiológicos: Herencia: aproximadamente el 5% de los afectados lo sufren por herencia. En esta categoría se incluyen errores metabólicos u otras anomalías de un único gen. Alteraciones tempranas del desarrollo embrionario: presente en el 30% de los afectados. Un ejemplo de estas alteraciones tempranas del desarrollo embrionario se encuentra en alteraciones cromosómicas o el consumo materno de alcohol o drogas. Problemas de embarazo y perinatales. Acaecido en el 10% de los afectados. Estos problemas incluyen malnutrición fetal, prematuridad o hipoxia. Enfermedades médicas adquiridas durante la infancia y niñez. Afectan al 5% de los enfermos. Estas enfermedades pueden haber sido traumatismos o infecciones. Influencias ambientales. Afectan al 15-20% de los afectados. Entre las influencias ambientales se encuentran la privación de crianza, de estimulación social o de cualquier otro orden. La psicología evolutiva destaca el papel de las relaciones entre iguales en la adolescencia. Los adolescentes con RML son consientes de su limitación a la hora de establecer dichas relaciones sociales, lo que les supone una importante fuente de estrés y frustración.Aunque los estudios sobre el RML se han centrado generalmente en las carencias cognitivas de niños y adolescentes, se ha prestado poca atención a las características y el desarrollo de su personalidad. Fierro (1991) rechaza la idea de que los niños y adolescentes con deficiencias cognitivas sean siempre niños. Destaca también que aunque la deficiencia cognitiva constituye ya una característica de personalidad, el elemento más destacado de esta, consiste en las repetidas experiencias defracaso. Fierro vincula esta experiencia de fracaso al locus de control externo que prevalece en las personas aquejadas de RML.Hay que destacar también que entre las características de su personalidad está el deficiente funcionamiento del yo. Sin embargo, no se conoce bien hasta que punto las características de control, las estrategias frente al fracaso o el éxito, el locus de control o el autoconcepto negativo son estrategias ligadas al RM.

Trastornos de aprendizaje (TA)La importancia de los TA se encuentra en su estrecha conexión con el fracaso escolar cuando dichas dificultades no son abordadas de forma eficaz.Magaña (2002) identifica 4 tipos de causas de TA: Dificultades de origen primario: déficit intelectual en el límite de la normalidad, déficit sensorial auditiva o visual, enfermedades carenciales o problemas neurológicos. Dificultades específicas en el correcto desarrollo del aprendizaje: discalculia, disgrafía, dislexia, dificultades en el lenguaje o en el habla, dificultades motoras y TDAH. Dificultades derivadas del entorno socio-familiar y cultural: pueden ser de dos tipos, individuales o familiares. Entre las primeras destacan las alteraciones emocionales y de conducta, mientras que las segundas estarían representadas por la mala comunicación, la desatención y las carencias afectivas en la familia. Dificultades derivadas de la relación con la escuela: el propio sistema educativo que genera fracaso y las relaciones con profesores y compañeros. Los TA infieren negativamente en el rendimiento académico y en aquellas actividades de la vida cotidiana que requieran lectura, escritura o cálculo, pero también están asociados a desmoralización.

Dislexia.La dislexia constituye el TA más frecuente y es un rendimiento en la lectura que se sitúa por debajo de lo esperado en función de su edad y su C.I., ya que tienen un nivel de inteligencia normal.Según la teoría del déficit fonológico, los disléxicos tendrían problemas en la decodificación fonológica, lo que les originaría una dificultad para encontrar correspondencias entre los elementos básicos del lenguaje escrito y del lenguaje oral.Los TA también tiene repercusiones negativas en su personalidad ya que atribuyen sus fracasos a causas internas, se responsabilizan menos de sus éxitos y buscan la aprobación social.

Trastornos del lenguajeTrastorno mixto del lenguaje receptivo y expresivo.Según el DSM-IV, la disfasia es una alteración del desarrollo que afecta a estas dos funciones: la recepción y la expresión. Las dificultades se dan tanto en el lenguaje verbal como en el gestual e interfiere en el Rendimiento Académico.Este trastorno puede ser: Adquirido como consecuencia de alguna enfermedad. Evolutivo, caracterizado por un lento desarrollo del habla.

Tartamudeo.La disfemia es un trastorno del ritmo del habla caracterizado por la falta de fluidez verbal, con repeticiones y prolongaciones de sonido. Tiene su inicio en la edad preescolar (2-4 años). El menor suele reaccionar a través de la evitación o el escape de aquellas situaciones que les pueden comprometer su comunicación oral. Poseen un perfil psicológico que no les diferencia en gran medida de aquellos que tienen un habla fluida. Sin embargo, se ha observado que en un grupo importante de niños difémicos se dan algunos rasgos comunes: perfeccionismo, ansiedad y susceptibilidad emocional.

Mutismo selectivo.La característica esencial de este trastorno es la inhibición persistente del habla en situaciones sociales específicas. Aparece en los primeros años de vida. Los niños aquejados de mutismo selectivo suelen presentar algunos rasgos de personalidad como timidez, retraimiento social, dependencia y perfección Tiene consecuencias negativas en la adaptación del niño al entorno y repercutir en su desarrollo personal, social y académico.Su aparición depende de: Factores predisponentes: características de la personalidad del niño, déficit de aprendizaje del lenguaje oral, estilos educativos sobreprotectores... Factores precipitantes: circunstancias vitales estresantes o traumáticas.

Trastorno disocial y límite de personalidad.Trastorno disocial (TD)Se caracteriza por comportamientos agresivos y un patrón sistemático de violación de las normas establecidas. Los niños y adolescentes con este TD presentan como características de personalidad: una escasa empatía por los sentimientos ajenos, dificultad para percibir los sentimientos de los demás, inestabilidad emocional, poca autoestima y baja tolerancia a la frustración. Es frecuente que este trastorno vaya asociado a otro por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).Bueno Amaro (2010) clasifica el TD como: Limitado al contacto familiar. Los niños y adolescentes solo desarrollan comportamientos agresivos u hostiles en este contexto. Individuos no socializados. Se trata de menores o jóvenes rechazados que sufren falta de afectividad y en los  que las alteraciones de su comportamiento son apreciables tanto en el entorno familiar como en el escolar. Individuos socializados. Se encuentran integrados socialmente de forma adecuada pero mantienen relaciones conflictivas con adultos y familia. El joven puede discutir de manera acalorada y frecuentemente con sus padres pero comportarse de forma adecuada con sus amigos. La aparición y mantenimiento del TD obedece a una serie de factores psicosociales, entre los más importantes están: La desestructuración familiaar o la incompetencia educativa. Características típicas de esta situación serían: fracaso en las pautas de crianza por la ausencia de límites o la incoherencia de las mismas, negligencia afectiva o falta de referentes de comportamientos adecuados. El padecimiento de algún trastorno de comportamiento o enfermedad mental grave en los padres como: trastorno antisocial de personalidad, esquizofrenia o trastorno bipolar. Entorno social desfavorecido con carencias ético-morales, consumo de drogas o experiencias delictivas en su círculo social próximo. Clima escolar y expectativas educativas inadecuadas por un autoritarismo excesivo de los docentes.

Trastorno límite de personalidad (TLP)Es un patrón de comportamiento basado en la inestabilidad de las relaciones interpersonal, el estado de ánimo, la conducta y la autoimagen. Este tipo de trastorno puede comenzar a manifestarse en la infancia, pero es más frecuente su aparición en la adolescencia. Sin embargo, los problemas más graves surgen en la edad adulta.En los niños y adolescentes el rasgo señalado de inestabilidad emocional se manifesta por: Descenso de rendimiento académico. Rabietas frecuentes e inmotivadas. Nerviosismo y apatía. Baja autoestima e inseguridad. Comportamiento extremadamente influenciables. Cambios bruscos en el estado de ánimo. Además de los factores de riesgo neurobiolóico y de vulnerabilidad genética, existen otros de carácter familiar y psicosocial que incrementan la probabilidad de que niños y adolescentes puedan desarrollar un TLP.

Trastornos interiorizados.Trastornos de ansiedad.La ansiedad constituye una respuesta de alerta ante situaciones consideradas como amenazantes y predispone a la persona a conductas de evitación y escape con el fin de disminuir el malestar.La ansiedad como: Trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Suelen preocuparse en exceso por su rendimiento académico, familiar o social. Son niños inseguros y perfeccionistas con tendencia a repetir sus trabajos de forma compulsiva. Pueden presentar síntomas como cefaleas, dolores abdominales o vómitos sin ninguna causa orgánica. Trastorno de ansiedad por separación (TAS). El síntoma característica es un miedo irracional a separarse de las figuras de referencia. Tienen mucho miedo a perderse y suelen necesitar la presencia de sus padres para conciliar el sueño. Fobia social (FS) y fobia específica (FE). La FS es el miedo desproporcionado a los contactos o eventos sociales. Predomina el temor al ridículo. Los niños y adolescentes que padecen FS participan menos en actividades escolares y sociales y suelen sufrir aislamiento por falta de capacidad de integración. La FE se caracteriza por un miedo intenso, resistente e irracional ante la presencia de determinado objeto o situación. Los adolescentes focalizan sus miedos en los fracasos, las carencias y en el sexo. Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).Las obsesiones son pensamientos e ideas recurrentes que el joven vivencia como instrusivos, que le producen un gran desasosiego. Las compulsiones constituyen el ritual de neutralización de la ansiedad. Las obsesiones y las compulsiones interfieren negativamente en la rutina habitual del niño y causan dificultades en su funcionamiento escolar y social. Trastorno de pánico (TP). Es frecuente observar este trastorno asociado  a otro por separación. Se caracteriza por un miedo intenso con taquicardias, sensación de ahogo, mareos y miedo a morir. Trastorno de estrés postraumático (TEPT). Reacción a un suceso vital en el que se ha visto comprometida la integridad física de la persona o se ha producido la pérdida accidental de seres queridos en situación traumática. El TEPT puede acarrear problemas de aprendizaje, de conducta o derivar hacia una depresión posterior.

Trastorno depresivo mayor (TDM)Es un complejo de experiencias que afecta a todos los ámbitos de la persona. González (2005) divide los síntomas de la depresión en cuatro grupos: Contenidos de pensamiento: el depresivo tiene una visión negativa de sí mismo, del mundo y del futuro, pero esta "tríada cognitiva" constituye una visión deformada de la realidad. Estado de ánimo caracterizado por una tristeza profunda, ira u hostilidad, ansiedad, sentimiento de culpa e inutilidad y una profunda apatía que neutraliza la motivación para hacer cualquier cosa. Comportamientos basados en la indecisión, la pasividad y la pérdida de fuentes de satisfacción y refuerzo que otorgan sentido a la vida. Manifestaciones somáticas como pérdida de apetito, alteraciones del sueño o su ritmo, cansancio paradójico e inapetencia sexual. La depresión comienza, en la actualidad, más temprano que en épocas pasadas. Los niños y adolescentes presentan algunas características: Quejas acerca de problemas físicos vagos específicos. Rendimiento académico bajo para su capacidad intelectual. Aburrimiento crónico y apatía. Falta de interés. Abuso de drogas o alcohol. Temor excesivo o preocupación frecuente por la muerte. Demasiada sensibilidad ante el fracaso o el rechazo social. Conductas peligrosas. Dificultad para mantener relaciones prolongadas. Baja autoestima, desesperanza o deseos de huir. Ideación o intentos suicidas.

Show full summary Hide full summary

Similar

PROCESOS PSICOLÓGICOS SUPERIORES: AFECTIVOS Y MOTIVACIÓN
farturo.ma
Psicología Sistémica
Ricardo Alonso Varela Omodeo
Escuelas de la Psicología
Alethias48
PSICOLOGÍA DEL DISEÑO
Brisia Montes Mendez
Bloque I: La cultura, noción moderna
maya velasquez
Psicologia evolutiva de la adolescencia; Modelos Teoricos-Rice
gonzalo aliendro
LOS JÓVENES Y EL VALOR DE LA MODA
cinthyayali
Tema 5. La fundación de la psicología: Estructuralismo y funcionalismo
Jokin Martínez A
Psicobiología UNED 2PP
David Figuerola
Psicología del Aprendizaje. Tema 2 Condicionamiento clásico, fundamentos
Isa Kramer
Psicología del Aprendizaje. Tema 1
Isa Kramer