Rapid Learning – GoConqr

Rapid Learning con GoConqr

Con las diferentes herramientas online de GoConqr puedes mejorar la experiencia de rapid learning y enriquecer el proceso de adquisición de conocimientos de tus estudiantes.

¿Qué es el rapid learning?

La metodología del rapid learning consiste en potenciar el aprendizaje intensivo de los estudiantes a través de cursos y actividades online de un corto período de tiempo. Normalmente, estos cursos incluyen diferentes tipos de recursos para incentivar la participación de los usuarios y tienen una duración máxima de entre 15 y 20 minutos. Su objetivo principal es dar la posibilidad a los alumnos de aprender las lecciones desde casa y aumentar su productividad a la hora de estudiar. Gracias a su combinación de elementos textuales y visuales, los cursos de rapid learning permiten a los estudiantes a repasar una lección en tiempo record y sin necesidad de tener un profesor que les esté constantemente guiando las pautas de lo que deben hacer.

Empieza el proceso de rapid learning

¿Cómo son los cursos en línea de GoConqr?

A través de GoConqr se pueden crear de forma sencilla y rápida cursos en línea para tener una experiencia de aprendizaje más productiva e intensiva. Esta herramienta te permite controlar el tiempo de duración y el número de usuarios que pueden acceder, así como personalizar el número de veces que se pueden conectar y su accesibilidad para interactuar. De este modo, puedes crear cursos de una duración de 20 minutos aproximadamente para que los estudiantes tengan la experiencia de rapid learning más completa y efectiva posible.  No importa la lección o la temática que quieras enseñar, ya que con los cursos en línea de GoConqr puedes incluir cualquier tipo de contenidos

Descubre nuestros recursos gratuitos

Recursos para añadir a los cursos

Para conseguir el máximo rendimiento académico posible de los estudiantes a través del rapid learning, es recomendable que se incluya el mayor número de recursos educativos online posibles en los cursos en línea. De este modo, se enriquece la lección y aportas diferentes tipos de herramientas para potenciar la adquisición de conocimientos de los alumnos. En GoConqr tenemos varios recursos online que se pueden aplicar en la metodología del rapid learning:

Tests: esta herramienta online permite a los estudiantes monitorizar su nivel de aprendizaje, mejorar su planificación y controlar su progreso. Al incluir tests en los cursos en línea, contribuyes a que el proceso de aprendizaje de los alumnos sea más dinámico e interactivo, permitiéndoles participar de forma activa y evaluar de forma autónoma sus conocimientos.

Mapas mentales: puedes incluir este recurso para esquematizar las lecciones de una forma visualmente atractiva y ayudar a los alumnos a conectar los diferentes conceptos de aprendizaje. Con los mapas mentales de GoConqr puedes poner todo el material de estudio en contexto en una única imagen, por lo que es un elemento que puede aportar un valor añadido en el rapid learning u otras metodologías educativas.

Fichas de estudio: en cualquier asignatura hay temarios más complicados y densos, por lo que incluyendo las fichas online de GoConqr se ayuda a los alumnos a memorizar los conceptos más difíciles de comprender.  Debido a su atractivo elemento visual y la combinación del texto con las imágenes, es más fácil fijarnos en los pequeños detalles y retener los datos clave del material de estudio.

Consejos al aplicar el rapid learning

La forma de aplicar esta metodología puede variar según la asignatura que trates y la cantidad de temario que quieras incluir. No obstante, a continuación explicamos algunos consejos generales para poder hacer uso del rapid learning de la forma más efectiva y productiva posible:

No incluir demasiado temario: uno de los riesgos del rapid learning es excederse en el número de temas que incluyas. El objetivo principal de esta metodología es aprender de forma intensa en un período de tiempo corto, por lo que incluir demasiado temario puede tener un efecto contraproducente y saturar al alumno. Así pues, es fundamental encontrar un balance para que el proceso de aprendizaje no sea demasiado agobiante y pesado.

Marcar los puntos clave: al disponer de poco tiempo para repasar la lección, es importante que el curso en línea marque de forma clara cuáles son los puntos clave que el estudiante debe aprender. En caso contrario, el alumno no tendrá adecuada concepción de las partes más importantes de la lección y puede acabar confundiéndose, lo que tendría un efecto negativo en su rendimiento académico.

Sé visual y creativo: el dicho de que una imagen vale más que mil palabras es una gran verdad. Cuánto más creativos seamos en la estructura de cada apartado y en las imágenes que presentamos, mayor será el impacto que tendrá en el alumno y mejor será su retención de conceptos. Para ello es conveniente incluir recursos visuales como los mapas mentales o las fichas de estudio. Además, si tienes nociones de diseño podrías crear un infográfico con algunos de los puntos más importantes de la lección.