Laboratorio de Histología (2do parcial)

Mario Solis Bermudez
Flashcards by Mario Solis Bermudez, updated more than 1 year ago
Mario Solis Bermudez
Created by Mario Solis Bermudez almost 6 years ago
1936
5

Description

Laboratorio de histologia Laboratorio de histologia Flashcards on Laboratorio de Histología (2do parcial), created by Mario Solis Bermudez on 14/02/2016.

Resource summary

Question Answer
Cartílago embrionario de un feto de tres meses. Los condroblastos están muy agrupados y apenas se observa matriz cartilaginosa. Pericondrio (arriba), condroblastos (puntos) Cartílago embrionario del mismo feto, pero en un estadía algo posterior del desarrollo del cartílago. Los condroblastos se han transformado en condrocitos que aparecen menos densamente agrupados que los condroblastos debido a la presencia de una matriz cartilaginosa más abundante secretada por los condroblastos
Porción superficial del cartílago traqueal mostrando la presencia de un cartílago hialino maduro. Cartílago epiglotis. Ejemplo de cartílago elástico
Cartílago fibroso de la superficie articular de una vértebra. Condrocitos (circulos) y fibras colagenas Hueso compacto descalcificado mostrando un sistema de Havers (osteona).
Sistema de Havers de un hueso compacto visto a mayor aumento Hueso compacto mostrando numerosos sistemas de Havers y laminillas intersticiales
Centro primario de osificación en el primordio de un hueso plano de la bóveda craneal de un feto humano de tres meses Centro primario de osificación en el primordio de un hueso plano de la bóveda craneal de un feto humano de tres meses. Se observa ya una trabécula ósea en el hueso en formación Osteoclasto (grande), osteoblastos (inferior izquierda), osteocitos (centro) y matriz osea calcificada
Hueso esponjoso primitivo del primordio de un hueso plano de la bóveda craneal de un feto humano de tres meses. Trabeculas óseas (rosa oscuro), tejido conectivo (rosa claro) Hueso compacto primitivo del primordio de un hueso plano de la bóved a craneal de un feto humano de tres meses, Hueso (rosa claro)
Centro primario diafisario de osificación formado sobre el modelo de cartílago hialino de un hueso largo durante la osteogénesis endocondral. Pericondrio (rosa fuerte alrededor del centro), condroctiso hipertroficos (centro) Centro primario diafisario de osificación en un esta día algo posterior del desarrollo. Se observa la calcificación de la matriz cartilaginosa. Matriz cartilaginosa (rosa fuerte entre celulas), condrocitos (espacios en blanco)
Centro primario diafisario de osificación formado sobre el modelo de cartílago hialino de un hueso largo durante la osteogénesis endocondral en un feto humano de tres meses. El modelo cartilaginoso queda rodeado ahora por un collar de hueso subperióstico (Manguito periostico-rosa claro alrededor). Detalle del centro primario de osificación del mismo feto. El collar óseo subperióstico es atravesado por una yema del periostio que continúa formando hueso
Osificación endocondral en el mismo hueso. El cartílago hipertrófico es sustituido por trabéculas de matriz cartilaginosa calcificada que van siendo rodeadas por una capa de hueso neoformado de aspecto eosinófilo Sección longitudinal de la transición entre epífisis y diáfisis en un hueso largo. cuyo crecimiento en 'longitud tiene lugar mediante osificación endocondral.
Sección horizontal de un disco intervertebral. membrana sinovial del tipo adiposo. La capa superficial de sinoviocitos queda separada de la cápsula fibrosa por una capa de células adiposas
Sección longitudinal de células musculares lisas de la pared del intestino delgado. Se pueden apreciar los característicos núcleos alargados en la parte central de las células musculares. Sección transversal de células musculares lisas en la pared del intestino delgado. Se observa el contorno redondeado de las células y de algunos núcleos que han quedado incluidos en el plano de la sección.
Sección longitudinal de músculo estriado esquelético de la lengua. Se distinguen la estriación transversal y la disposición periférica de los núcleos. Sección transversal de músculo estriado esquelético de la lengua. Se aprecian el contorno redondeado de las células y la disposición periférica de los núcleos.
Sección longitudinal de músculo cardíaco. La estriación transversal, aunque presente, es menos marcada que en el músculo esquelético y los núcleos se disponen centralmente en las células. Sección transversal de músculo cardíaco. El tamaño y contorno de las células musculares es más irregular que en e l músculo esquelético.
Sección longitudinal de células musculares lisas en la pared del esófago Sección transversal de células musculares lisas de la pared del esófago.
Sección longitudinal de músculo estriado esquelético. La mayor parte de la imagen está ocupada por una sola célula muscular que presenta varias miofibrillas dispuestas paralelamente en sentido longitudinal . A este aumento se pueden apreciar las distintas bandas de la sarcómera. Sección longitudinal de músculo estriado esquelético. Se observa parte de dos células musculares separadas por un estrecho endomisio que contiene un capilar sanguíneo. Bandas A (Moradas) Bandas I (Blancas) Bandas H (moradas) Líneas Z (blancas)
Sección longitudinal a través de la transición entre fibras musculares esqueléticas y su tendón de unión al hueso. Sección longitudinal de músculo cardiaco mostrando el aspecto escaleriforme de los discos intercalares.
Sección transversal de músculo cardíaco mostrando la abundancia de capilares sanguíneos entre las fibras musculares Preparación de músculo estriado esquelético en la que la microarquitectura de la vascularización capilar ha sido demostrada utilizando una inyección de carmín de litio en la corriente arterial.
Piel gruesa de la planta del pie. El término histológico "piel gruesa " hace referencia únicamente al espesor de la epidermis, no al de la dermis. Piel fina del abdomen. El espesor de la epidermis es mucho menor
Piel gruesa de la planta del pie. Se observan las diferentes capas de la epidermis y las capas papilar y reticular de la dermis Vista de la parte de la epidermis de la piel gruesa a gran aumento.
Vista de la epidermis de la piel fina a gran aumento. Se aprecia que el estrato granuloso y el estrato córneo están mucho menos desarrollados que en la piel gruesa y que falta el estrato lúcido. A estos aumentos se puede apreciar también la presencia de gránulos de me lanina en el citoplasma supranuclear de muchos queratinocitos. En el estrato basal se observa una célula clara que corresponde a un melanocito. Vista a gran aumento de la porción basal de la epidermis intensamente pigmentada de un mono mostrando un melanocito conteniendo melanina. Este se puede identificar por el citoplasma claro alrededor del núcleo y la presencia de largos procesos citoplasmáticos a modo de dendritas
Preparación histológica obtenida de la epidermis de la cara que ha sido separada de la dermis y expuesta a la reacción de DOPA para la demostración histoquimica de los melanocitos. De esta forma se ponen de manifiesto los procesos citoplásmicos ramificados que forman una red casi continua en la parte basal de la epidermis. Sección longitudinal de la raíz de un pelo y su foliculo piloso asociado
Sección longitudinal de la papila (bulbo) de un pelo. Sección oblicua de un pelo y su folículo piloso asociado
Sección longitudinal de una uña y de su lecho ungueal. Glándula sebácea asociada a su folículo piloso.
Glándulas sudoríparas apocrinas de la axila vistas a poco aumento Porción secretora de una glándula sudorípara apocrina. Se observan las protrusiones citoplásmicas características de las células secretoras. Estas protrusiones representan la secreción apocrina extruida por las células glandulares
Porción secretora y porción inicial del conducto excretor de una glándula sudorípara ecrina. Conducto excretor de una glándula sudorípara ecrina en el punto de entrada en la base de una cresta epidérmica. La pared del conducto contorneado en forma de sacacorchos está constituida por células epidérmicas pues el conducto excretor pierde su pared propia al entrar en la epidermis.
Sobota Condronas en el cartílago hialino (laringe, mono Rhesus). Los condrocitos se reúnen en grupos (condronas = territorios, →) y están incluidos en una matriz basófila particular con una abundancia de condroitín sulfato, de modo que los territorios (púrpura) se destacan bien de la llamada matriz interterritorial más pálida (❉). 1 Periferia del cartílago.
Cartílago fetal (esqueleto apendicular, humano). El cartílago fetal se caracteriza por una gran densidad de condrocitos individuales o en parejas. i Pericondrio con vasos sanguíneos. Cartílago hialino (tráquea, mono Rhesus). Obsérvese los territorios (→), la matriz interterritorial (❉) y la transición de tejido conjuntivo a tejido cartilaginoso en la región del pericondrio (1)
Cartílago elástico de la oreja del cerdo, cuyos condrocitos en parte están retraídos pero exhiben claramente su núcleo redondeado. Las condronas tienen entre dos y cuatro células y con frecuencia están ordenadas en hileras. Obsérvese la red densa de fibras elásticas finas. Más aumento del cartílago elástico (pabellón auricular, humano). Obsérvese la condensación de fibras elásticas en los territorios (❉).
Cartílago fibroso. Región de transición entre el anillo fibroso (a la izquierda) y el núcleo pulposo (a la derecha) de un disco intervertebral de babuino. En la zona interna del anillo fibroso las condronas pequeñas están ordenadas laxamente en hileras (→). Cerca del núcleo pulposo sólo aparecen condrocitos individuales escasos (>). Cartílago fibroso en la zona interna del anillo fibroso de un disco intervertebral (humano). Los territorios están compuestos principalmente por condrocitos individuales (→), entre los cuales transcurren haces gruesos de fibras colágenas (❉)
Hueso esponjoso, arco neural de una vértebra (babuino). 1 Trabéculas óseas; 2 médula ósea con adipocitos, tejido hematopoyético y vasos sanguíneos; ❉ artefacto de retracción. Sustancia compacta de un hueso largo (fíbula, humana). Corte transversal con muchos sistemas laminillares concéntricos (= sistemas de Havers = osteonas = laminillas especiales) alrededor de una luz (= conducto de Havers, ❉)
Osteonas en hueso preparado por el método de desgaste, sin teñir. Corte transversal de la sustancia compacta de la diáfisis del fémur (humano). Las dos osteonas visibles en su totalidad (1, 2) están formadas por tres o cuatro laminillas óseas y se encuentran rodeadas por osteonas que aparecen incompletas. Se identifican los conductos de Havers (❉), los osteoplastos (>) y los canalículos (→). En los osteoplastos del hueso vivo, dispuestos en forma concéntrica alrededor del conducto de Havers, están los cuecuerpos de los osteocitos. En los finos canalículos óseos que se irradian desde el conducto de Havers se hallan las prolongaciones de los osteocitos Hueso desgastado, sin teñir, en un plano paralelo al eje longitudinal de un conducto de Havers (❉, falange de un dedo, humano). Las lagunas (osteoplastos) que aparecen negras por birrefringencia y los canalículos óseos radiales que parten de ellas y se dirigen hacia el conducto de Havers reproducen con fidelidad la forma de l]os osteocitos con sus prolongaciones.
Osteona con conducto de Havers (1). En el conducto de Havers hay tres vasos sanguíneos pequeños (→) incluidos en un tejido conjuntivo laxo muy celular. En el límite con las laminillas óseas calcificadas (2) se encuentran células de revestimiento óseo aplanadas ( ). Células óseas en la fase inicial de la osificación directa (mandíbula, humana). Trabécula ósea (❉) con osteoblastos activos (1) y osteoblastos poco activos (2). 3 Osteocitos; → reborde de osteoide; 4 vasos venosos de paredes delgadas.
Osteoclastos (❉) en la superficie de una trabécula ósea (1; mandíbula, feto humano). En cada uno de los tres osteoclastos voluminosos los núcleos aparecen en una cantidad diferente (→). En los dos osteoclastos de la izquierda el borde festoneado contiguo a la trabécula ósea (descalcificada y teñida de verde) puede identificarse en forma más o menos precisa. Primer paso morfológicamente reconocible de la osificación intramembranosa, hueso parietal, feto (humano). 1 Células mesenquimáticas; 2 células osteoprogenitoras; 3 osteoblastos; 4 osteocitos; 5 trabécula ósea; 6 vasos sanguíneos.
Tejido óseo inmaduro, sector de una costilla en desarrollo (ser humano). ❉ Periostio. Etapa temprana de la osificación condral (falange de un dedo, feto del tercer mes, humano). A partir del pericondrio se ha formado un manguito o collarete óseo delgado. En el interior de la diáfisis aparece cartílago hipertrófico y aquí la matriz se calcifica.
Segunda fase de la osificación condral. Desde un brote que atraviesa el manguito óseo derivado del pericondrio, mesénquima que lleva vasos sanguíneos invade el centro primario de osificación. Aquí los condroclastos degradan la matriz cartilaginosa calcificada hasta dejar sólo unos pocos restos, disuelven los condrocitos y así crean un sistema de cavidades con aspecto de panal de abejas, la cavidad medular primaria. Esta última se llena de un mesénquima que prolifera mucho, la médula ósea primaria. En esta se originan, entre otras células, osteoblastos que se depositan sobre los restos persistentes de la antigua matriz cartilaginosa calcificada y aquí comienzan a sintetizar osteoide (osifica Sector de una tercera fase, más tardía, de la osificación condral. La cavidad medular diafisaria se ha extendido mucho hacia ambas epífisis y choca contra su cartílago hialino, que presenta calcificación de su sustancia fundamental (tinción más oscura) e hipertrofia condrocítica a lo largo de esta zona limítrofe (límite osteocartilaginoso). Hay restos de matriz cartilaginosa calcificada que sirven como primer sitio de adhesión de los osteoblastos y así actúan como “directrices” de la osificación, que se conservan durante algún tiempo en las trabéculas óseas.
Osificación condral (vértebra, ratón). 1 Cartílago hialino fetal; 2 cartílago en proliferación; 3 cartílago hipertrófico; 4 zona de resorción; 5 trabécula ósea con un núcleo de cartílago calcificado; 6 médula ósea hematopoyética. Epífisis y disco epifisario de la tibia de un mamífero pequeño (tanrec, Echinops telfairi). 1 Cavidad articular; 2 cartílago articular; 3 epífisis osificada; 4 médula ósea hematopoyética; 5 disco epifisario; ❉ cartílago calcificado; 6 diáfisis
Tejido adiposo multilocular (pardo) (1). Tejido adiposo pardo subdividido en lobulillos (mono Rhesus). 2 Tabique de tejido conjuntivo Tejido adiposo unilocular (blanco) (1) en la parótida (humana). En los preparados histológicos de rutina los lípidos se han disuelto y han desaparecido de los tejidos de modo que el adipocito entero tiene el aspecto de una gran vacuola. El citoplasma forma un reborde muy estrecho que también contiene el núcleo aplanado, el cual aparece con poca frecuencia en el corte a causa del gran tamaño de la célula. 2 Ácinos serosos; 3 conductos estriados.
Adipocitos uniloculares con su inclusión lipídica. Grupos de adipocitos en el mesenterio (humano). Aquí las inclusiones lipídicas grandes están preservadas y se han teñido de rojo con el colorante para grasas Sudán II: llenan por completo cada célula Adipocitos (❉) en el tejido conjuntivo de la glándula mamaria de una mujer.
Tejido muscular liso, vista general (útero, humano). Muchas de las células musculares lisas fusiformes delgadas están cortadas en sentido transversal (❉). En el centro de la imagen un haz de células musculares lisas en corte longitudinal (1) transcurre en forma oblicua desde arriba, a la izquierda, hacia abajo, a la derecha. Según el corte, los núcleos son redondeados o alargados. Tejido muscular liso; más aumento de los haces de células musculares en corte longitudinal (arriba) y transversal (abajo) (útero, humano).
Tejido muscular esquelético en corte longitudinal (humano). Núcleos. Tejido muscular esquelético en corte transversal (humano). Las células musculares esqueléticas contienen muchos núcleos ( ), todos ellos ubicados en la periferia celular. El citoplasma eosinófilo está compuesto sobre todo por iofibrillas y mitocondrias. En el corte transversal, las primeras se identifican en parte como puntos pequeños.
Microfotografía de dos tipos diferentes de fibras musculares esqueléticas. A causa de su diferente contenido de glucógeno las fibras “rojas”, que tienen muy poca cantidad de este carbohidrato, aquí casi no se han teñido (1), mientras que las fibras “blancas”, provistas de glucógeno abundante, aparecen teñidas de rojo-violeta (2). Con otros métodos histoquímicos es posible una diferenciación adicional. Músculo tibial anterior Tejido muscular cardíaco en corte longitudinal (ser humano). → Discos intercalares; núcleos celulares.
Tejido muscular cardíaco en corte transversal (ser humano). Núcleos celulares. Fibras de Purkinje (corazón, tabique interventricular, cerdo). La foto muestra la porción del tabique que linda con la luz del ventrículo (1). Junto al endocardio (2) se ve una parte del sistema de conducción de los impulsos (3, fibras de Purkinje). Son claras (por el glucógeno abundante) y sólo contienen miofibrillas periféricas escasas. Siempre tienen un solo núcleo. En el margen izquierdo de la imagen se ven las células musculares cardíacas comunes, eosinófilas, más pequeñas, del miocardio de trabajo (4). Obsérvense también el endotelio endocárdico aplanado y la capa de tejido conjuntivo relativamente delgada del endocardio ventricular.
Capas del tegumento. La división en epidermis, dermis e hipodermis es particularmente obvia en las regiones cutáneas muy cornificadas de la palma de la mano y la planta del pie. La epidermis (epitelio de la piel) se divide groseramente en la capa córnea superficial (estrato córneo) y las capas celulares subyacentes (estrato basal, estrato espinoso y estrato granuloso), que están formadas por células vivas. La dermis (corion) de tejido conjuntivo está interdigitada con la epidermis a través de sus papilas (capa papilar); la capa reticular de la dermis, más profunda y con fibras gruesas, contiene en su límite con la hipodermis la mayor parte de las glándulas y los vassanguíneos. La hipodermis El aumento mayor de la epidermis (humana) permite distinguir varias capas dentrodel epitelio: la capa más profunda es el estrato basal, de células cilíndricas distribuidas en una monocapa, que junto con el estrato espinoso que sigue hacia la superficie forma el estrato germinativo. En dirección a la superficie sigue el estrato granuloso, que siempre se destaca bien por la acumulación de gránulos de queratohialina muy teñidos. En la piel gruesa sobre este estrato se encuentra el estrato lúcido, una capa homogénea muy refringente. En el estrato córneo las células sólo están compuestas por filamentos de queratina y una matriz, así como una membrana celular engrosada.
Estratos de la epidermis (superficie de flexión del antebrazo humano). 1 Estrato basal (a menudo con pigmento supranuclear); 2 estratoespinoso; 3 estrato granuloso; 4 estrato córneo; melanocitos (en cortes teñidos con H-E de especímenes cutáneos de personas de piel clara, a menudo con citoplasma balonizado claro); → prolongaciones citoplasmáticas finas con desmosomas a través de los cuales están unidas las células epidérmicas. Vista panorámica de la piel de la yema de un dedo de la mano (humana). La epidermis gruesa (1) forma un patrón de ondas (corresponde al sistema de crestas de la superficie cutánea). El estrato córneo es muy grueso; en el tercio inferior se identifica el estrato granuloso ( ) muy basófilo, teñido casi de negro. 2 Capa papilar de la dermis; 3 capa reticular de la dermis; 4 hipodermis con adipocitos; 5 corpúsculos laminares de Vater-Pacini. ❉ Crestas epidérmicas. Las glándulas sudoríparas (→) se encuentran principalmente entre los lobulillos adiposos de la hipodermis
Queratinocitos en proliferación en los estratos basal y espinoso de la epidermis (1, ser humano). Determinación inmunohistoquímica (anticuerpo Ki67) de las células proliferantes (tinción parda de los núcleos, →). Determinación inmunohistoquímica del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR-P) en las células nucleadas de la epidermis (humana).
Piel de un ser humano de piel oscura con pigmento melánico abundante en las capas celulares basales de la epidermis. El pigmento se encuentra tanto en los melanocitos (sitio de producción del pigmento) como en los queratinocitos. Células de Langerhans (→) teñidas de rojo intenso en la epidermis (humana). Determinación inmunohistoquímica (anticuerpo contra la proteína S-100).
Glándula sudorípara ecrina (piel humana) en el límite entre la dermis (1) y la hipodermis con adipocitos (2); 3 adenómero de la glándula sudorípara; 4 cortes del conducto excretor de la glándula sudorípara. Determinación de citoqueratina (CK19) en la piel axilar (humana). 1 Adenómero de glándula sudorípara ecrina (tinción inmunohistoquímica intensa); 2 glándulas odoríferas apocrinas (reacción más débil variable).
Glándulas apocrinas (1) de la piel de la axila (humana). Llaman la atención la luz amplia de los túbulos glandulares muy juntos y la altura variable del epitelio glandular. → Conductos excretores de las glándulas apocrinas; 2 pelo; 3 capa reticular de la dermis; 4 capa papilar de la dermis; 5 epidermis. Glándula sebácea holocrina (1) de la piel axilar (humana) con raíz de pelo (2). 3 Glándulas apocrinas.
En el corte longitudinal de los pelos (cuero cabelludo humano) se identifica su tallo, que sobresale libre sobre la superficie epidérmica, así como su raíz incluida en una vaina epitelial de forma tubular. Por fuera la vaina radicular epitelial está envuelta por una cubierta de tejido conjuntivo, la vaina dérmica o vaina folicular. Folículo piloso, corte longitudinal (cuero cabelludo humano). Con más aumento las vainas radiculares epiteliales exhiben una estratificación compleja en una vaina radicular externa y una vaina radicular interna dividida en tres capas. La última comienza por dentro con la cutícula de la vaina radicular interna, que mediante interdigitaciones con la cutícula del pelo sirve para fijar la raíz del pelo en la vaina. Hacia afuera siguen la capa de Huxley monoestratificada o biestratificada y la capa de Henle, celular muy fina. La vaina radicular externa es un epitelio estratificado que se continúa con el estrato germinativo del infundíbulo piloso a la altura de la desembocadura de las glándulas se
Corte transversal de un folículo piloso (humano) Uña, lecho ungular y pliegue ungular de un neonato (humano),
Piel del pulpejo de un dedo de la mano (humana) con varios corpúsculos laminares de Vater-Pacini (❉) en la hipodermis; 1 epidermis; 2 capa papilar; 3 capa reticular; 4 tejido adiposo en la hipodermis; 5 glándula sudorípara ecrina. Obsérvese la abundancia de vasos sanguíneos (→) en la dermis.
Show full summary Hide full summary

Similar

Sistema Digestivo II
Israel García
Láminas de Histología
Mario Ripalda
HISTOLOGIA- TEJIDO CONJUNTIVO
lilie_nyu
Tejido cartilaginoso
Israel García
TEJIDO EPITELIAL
Juan José Fierro
HISTOLOGIA- TEJIDO EPITELIAL
lilie_nyu
Tejido nervioso
Lenin Ruiz Viruel
Primer repaso de Histologia
Claudia Genoveva Perez Cacho
Sistema digestivo III
Israel García
Aparato respiratorio
Andrea Collipal