Historia de Colombia y sus oligarquías

deysi nossa
Flashcards by deysi nossa, updated more than 1 year ago
3
0
0

Description

fechas
Tags

Resource summary

Question Answer
Historia de Colombia y sus oligarquías (1498 - 2017) por: Antonio Caballero Los hombres y los dioses: En 1492 descubrieron América los europeos, y los americanos descubrieron a los europeos recién llegados: los españoles de Castilla, blancos y barbados. Fue un cataclismo sin precedentes, ya que no se comparaba a ninguna de las innumerables invasiones y guerras de conquista que registra la historia.Fue un genocidio que despobló un continente habitado por decenas de millones de personas.Se calcula que el 95 por ciento de los pobladores indígenas de América perecieron en los primeros cien años de la llegada de Cristóbal Colón,por obra de las matanzas y los malos tratos. Se ha calculado que tres de cada diez españoles no sobrevivían a su primer año de estancia en las Indias. No en balde las llamó uno de los supervivientes “Esas Yndias equivocadas y malditas”.
¿Quién era Colón? nadie sabia a ciencia cierta quien era Cristobal Colon, el 'Descubridor', el autodesignado 'Almirante de la Mar Océana',el charlatán genial que engatusó para su insensato proyecto ultramarino a los Reyes Católicos de Castilla y Aragón,comerciante de lanas por el Mediterráneo ¿Se llamaba Colón, Colombo? ¿De dónde venía? ¿De quién era vasallo? . La idea de Colón era cosmográficamente simple, pero tremendamente arriesgada en la práctica. Consistía en llegar al Oriente navegando hacia occidente. Es decir, desafiando el desconocido y aterrorizador Mar Tenebroso, el océano Atlántico. Para convencer a los reyes de que le financiaran su expedición a lo desconocido Colón les propuso tres tentaciones: las especias, el oro, y la expansión de la religión verdadera.La reina Isabel de Castilla, se interesó por la santa evangelización, obsesión vieja de su confesor, el futuro regente de Castilla.Su marido, el rey aragonés Fernando, se entusiasmó por el oro: la ambiciosa política de conquista de Aragón en el Mediterráneo y en Italia lo requería en ingentes cantidades. Y los dos por las especias: los condimentos —clavo, pimienta, canela, nuez moscada— necesarios para aderezar y sazonar y aun para soportar los sabores de las carnes y pescados Colón cumplio con las dos primeras: aunque muy poco al principio, pronto sus descubrimientos empezaron a rendir oro a raudales. La evangelización de los indios idólatras tenía por delante un campo inmenso reducido por el genocidio en los siguientes viajes colon trajo: el ajo y la cebolla, la vid, el olivo, los fríjoles y los garbanzos, el trigo, las naranjas. Y el plátano y el coco y la caña de azúcar
¿Quiénes eran los indios? El aspecto físico de los indios americanos es claramente asiático: la piel cobriza, el pelo lacio y negro, los pómulos pronunciados, los ojos rasgados. ya para cuando llegó Colón los primitivos pobladores remotamente asiáticos se habían multiplicado en cientos de etnias distintas, que hablaban miles de lenguas hoy desaparecidas en su inmensa mayoría, como extintos están los pueblos que las hablaron. Nuestros antepasados de aquí no siempre Colombia se llamo así también la denominaban: Tierra Firme, Castilla del Oro, Nuevo Reino de Granada; y muchos mas nombres republicanos.esde los albores del Descubrimiento y la Conquista fue un territorio a la vez aislado del contexto general de América y dividido en regiones muy diversas. Abierto al norte sobre el mar Caribe y al oeste sobre el océano Pacífico, que los descubridores llamaron Mar del Sur. Cerrado al sur por la gran selva amazónica y al noroeste por el tapón del Darién.Y prolongado por el este por los desiertos guajiros y los Llanos Orientales hacia lo que hoy es Venezuela. un territorio partido por los tres ramales de la gran cordillera de los Andes y separado por grandes ríos caudalosos :el Magdalena, el Cauca, el Atrato, en una multiplicidad de climas y de tierras en los valles, sabanas, desiertos, llanuras y páramos que albergaron la más rica flora y fauna del variadísimo continente que era la América del Sur. en colombia habitaban diferentes pueblos indigenas com muy distintos estadios de desarrollo cultural.
Los indios caribes que lo inspiraron eran primitivos pescadores semidesnudos, cazadores de roedores y de pájaros, y recolectores de bayas silvestres. Vivían “en estado de naturaleza”, y posiblemente ni siquiera tenían dioses, y menos aún una religión establecida. Pero no eran tan mansos como los pintó el Almirante. Eran feroces guerreros que completaban su dieta proteínica comiendo la carne de sus enemigos en la Costa Caribe vivían también los taironas, dueños de una cultura mucho más avanzada, grandes orfebres y edificadores de ciudades en las laderas empinadas de la Sierra Nevada (de Santa Marta), comunicadas por vertiginosas y laberínticas escaleras de piedra. Tan guerreros como los caribes, pero mejor organizados, opusieron una resistencia de varios siglos a la colonización española desde sus montañas inexpugnables. Nuestros antepasados de allá la Niña; la Pinta y la Santa María eran naves de otra clase venían marinos andaluces, carpinteros navales, un médico. En viajes posteriores vendrían más españoles y, todavía, algún italiano o portugués. Eran soldados sin empleo tras el fin de la Reconquista contra los moros, veteranos de las guerras aragonesas de Italia, convictos de Castilla, pequeños comerciantes, artesanos, segundones arruinados de casas nobles, pícaros, escribanos, estudiantes. Viajaban también mujeres, aunque no muchas. el número de futuros escritores y poetas que viajaron desde España a las Indias: ninguna empresa guerrera y colonizadora de la historia ha sido registrada y narrada por tal número de escritores participantes en ella, y de tan alta calidad literaria, los cronistas de Indias, que antes habían sido sus descubridores y conquistadores: Cristóbal Colón y su hijo Hernando, Hernán Cortés, Jiménez de Quesada, Fernández de Oviedo. Poetas, como el Alonso de Ercilla, Curas, como fray Bernardino de Sahagún o fray Pedro Simón.
la inqusicion era utilizada por la monarquia para el control político y social de todos sus súbditos, herejes o buenos cristianos, nobles o plebeyos. Sus métodos crueles, la tortura, y secretos, el encierro de los sospechosos incomunicados y la delación anónima,y sus castigos severísimos y de tinte espectacular, como la quema en la hoguera o la humillación pública de los condenados, le daban un prestigio ejemplarizante muy útil para sus reales patrones. En una sociedad casi sin espectáculos ni diversiones públicas, salvo las misas y las procesiones, los solemnes y espléndidos autos de fe organizados por la Inquisición para la confesión y abjuración de los pecados ante el pueblo congregado en el atrio de una catedral se convertían en verdaderas y casi únicas fiestas. La colonización española fue empresa privada. Eso explica en parte la necesidad que tenían los colonos en el Nuevo Mundo de obligar a trabajar a los indígenas, tanto para labrar los campos como para explotar las minas. la Corona sólo proveía, o al menos prometía, la ley y el orden. El orden ya absolutista y regio, antifeudal, que estaban instaurando en la península los Reyes Católicos. De acuerdo con las leyes dictadas por la Corona, sólo podían viajar a América los súbditos castellanos y los portugueses, a las posesiones del Imperio en las costas del Brasil.Sólo estaban autorizados para ir a las Indias, a conquistar o a poblar, castellanos que pudieran probar su “limpieza de sangre”. Sólo “cristianos viejos”. Ni judíos ni mahometanos. La limpieza de sangre tenía que ver con la religión, no con la raza. La burocracia colonial intentó poner orden mediante una clasificación exhaustiva de cruces y matices: español, criollo, indio, negro, mestizo, mulato, zambo, cuarterón, saltoatrás, albarazado, tentenelaire… docena y media de escalones de un sistema jerarquizado de castas. La realidad pronto mostró que esa tarea era ímproba
Dioses, hombres y demonios En México, en el Perú, sin duda también en otras partes menos civilizadas, los aborígenes americanos creyeron en un principio que los recién llegados eran dioses, hasta que por primera vez los vieron muertos. ya que vieron morir a sus caballos: y entendieron que hombre y caballo no eran un solo ser incomprensible. los indios no conocían armas: arcabuces, pequeños cañones, ballestas, espadas de acero. El ruido y el humo de la pólvora. Las armaduras de hierro. Los inverosímiles caballos, tan grandes como seis hombres, no concian el hierro sólo podían oponer arcos y flechas con punta de espinas o de dientes de pez, macanas de madera endurecida con filos de piedra, y armaduras de algodón y plumas. y por ello por cada español caído morían cien o hasta mil indios tlaxtaltecas o mexicas, incas o chibchas. Bastaron unos pocos meses —y a veces unos pocos días— para que se dieran cuenta los indios de que la superioridad militar mostrada por los españoles no era la de los dioses, sino la de los demonios.Pero demonios llamaban ellos por su parte a los dioses de los indios, y los destruían por el fuego.llevó a los españoles a pensar no que fueran ellos sobrehumanos, sino que los indios eran infrahumanos. Seres inferiores a quienes era lícito esclavizar, matar, mutilar, violar, torturar, descuartizar, sin ningún cargo de conciencia. “Bestias o casi bestias”, los llamaron. “Animales de carga”.Los necesitaban para trabajar en la agricultura y la minería del oro y de la plata. Fueron los curas dominicos, los mismos que en España, paradójicamente, manejaban el aparato despiadado de la Inquisición para la quema de judaizantes y moriscos y conversos relapsos, los primeros que denunciaron las crueldades de la Conquista y la encomienda de indios subsiguiente.
Un triunfo de papel salió para América un paquete de nuevas ordenanzas regias según las cuales se reconocía que los indios eran hombres y eran libres, pero había que someterlos al dominio de los reyes de España para evangelizarlos. fray Bartolomé de Las Casas, seria el Defensor de los Indios. el emperador Carlos V dictar las Leyes Nuevas de 1542 reiterando la humanidad y la libertad de los indios. Tanto encolerizaron éstas a los españoles de América que se levantaron contra la Corona en rebeliones algunas victoriosas, haciendo que fueran revocadas a medias. Paulo III Farnesio,aclarando definitivamente que sí: que los indios tenían alma como los demás hombres.segun Ginés de Sepúlveda los indios eran “bárbaros que no viven conforme a la razón natural y tienen costumbres malas públicamente entre ellos aprobadas”, como la idolatría y la sodomía. pero fue de Las Casas el vencedor de la célebre disputa: los indios eran seres humanos libres e “iguales a nosotros”.
Show full summary Hide full summary

Suggestions

Prueba de Sociales y Ciudadanas
D. Valenzuela
Realidades sociológicas en Latinoamérica y en Colombia
Pedro José Rojas
Test ciencias sociales y competencias
crisferroeldeluna
Prueba de Lectura Crítica: Textos
D. Valenzuela
REALIDADES SOCIOLOGICAS EN LATINOAMERICA Y EN COLOMBIA
risuewilliam
Preguntas Módulo de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad
D. Valenzuela
TURISMO SOSTENIBLE
DAVID MARTINEZ
Preguntas correspondientes a los Textos de Lectura Crítica
D. Valenzuela
Estructura del Estado Colombiano
Omar N. Grisales
Estructura del Estado Colombiano
Nathalia R
PENAL
vivibel2511