apuntes Descartes

Salchipapa Wilso
Note by Salchipapa Wilso, updated more than 1 year ago
Salchipapa Wilso
Created by Salchipapa Wilso over 5 years ago
124
3

Description

Apuntes de Descartes

Resource summary

Page 1

DESCARTES CONTEXTO HISTÓRICO CIRCUNSTANCIALEl contexto de la 1ª mitad del siglo XVII en la que vive Descartes, ayuda a explicar por qué cree necesario un nuevo método y por qué defiende que el anterior "camino" al conocimiento debe abandonarse. Y es que, comienzan en Europa una serie de crisis que recorren todo el S.XVII. Éstas se pueden resumir en:CRISIS ECONÓMICO-SOCIAL. Aparece la burguesía y se desarrolla el capitalismo, como resultado del desarrollo del comercio marítimo y colonial y de la afluencia de metales preciosos de las minas (europeas-americanas), que provoca un alza de precios y múltiples revueltas de campesinos. Los inventos en las técnicas marítimas, industrial y agrícola son numerosos. Se perfila el tipo de capitalista emprendedor, enérgico, inteligente, práctico y con pocos escrúpulos. Surge la teoría económica del mercantilismo, según la cual la riqueza de una nación reside en la cantidad de oro y plata que puede atesorar; potenciando la exportación de productos propios e impidiendo la importación de productos extranjeros.CRISIS POLÍTICA.La principal causa de los conflictos políticos reside en la necesidad de nuevos impuestos, que recaían sobre el pueblo llano, para financiar las continuas guerras y crear nuevas estructuras centralistas que permitiesen gobernar un Estado con territorios muy diversos. Se van originando los estados modernos, independientes y soberanos; y se produce el afianzamiento de las monarquías absolutas. En definitiva, fue una época inestable con numerosas guerras y revoluciones que tuvieron como resultado la aparición del hambre y enfermedades que asolaron Europa. El movimiento religioso puesto en marcha por Lutero y Calvino (Protestantismo) supuso la ruptura del monopolio ejercido por el cristianismo romano, el cual tendrá repercusiones en lo político, social y cultural de la nueva época. Sin embargo, esta crisis inspiró en el catolicismo romano: el concilio de Trento, la fundación de la Compañía de Jesús y la Contrarreforma, que consiguió conservar la obediencia de los países del sur de Europa a Roma, dando lugar a las largas ´´guerras de religión``. CRISIS DE MENTALIDADES. Se manifiesta desde los tiempos del Renacimiento, por influencia cartesiana, en el desarrollo del espíritu científico, exaltando la razón y: poniendo de manifiesto la poca operatividad del sistema aristotélico-tomista; y los fundamentos de la escolástica y la autoridad de fe como fuente de conocimiento. De esta forma, la mentalidad racionalista va ganando terreno, lo cual se manifiesta en: la astronomía, con los descubrimientos de Kepler y Galileo; la medicina, con figuras como Harvey (descubre la circulación sanguínea); las matemáticas con Gassendi o Leibniz; la física, con Newton (descubridor de la ley de la gravitación universal). Estos descubrimientos ahondan el enfrentamiento entre los partidarios de la teoría aristotélica (carácter teleológico) y los partidarios de las de Copérnico (explicación mecanicista).En el ámbito de la cultura, la crisis del S.XVII se manifiesta a través de 2 fenómenos opuestos: - Barroco: expresa la crisis rompiendo el equilibrio y la armonía renacentista. Los edificios se hacen más dinámicos mediante un aumento de la curvatura, las imágenes adoptan posturas forzadas y en pintura se resalta el contraste cromático. Todo es cambio y la vida se representa como un sueño, de ahí que Descartes desconfíe de los sentidos.- Clasicismo: propugna el orden, la claridad y la sencillez. Se trata de un orden impuesto, de claridad y sencillez artificiales; rechazando la sensibilidad sobreexcitada del barroco y JUSTIFICACIÓN DEL MÉTODO IIEn el discurso del método, Descartes propone una reconstrucción del saber desde sus mismas raíces, lo cual, incluye, la unificación de todas las ciencias. Todo esto es posible a través de un método universal capaz de dirigir adecuadamente la razón, única para todos. Ya en las notas de la primera parte del "Discurso", Descartes se presenta como un hombre cansado de los errores y de la inutilidad de los conocimientos que ha tenido que aprender en su periodo de formación. En este sentido podemos considerar a la filosofía de Descartes como una filosofía de cautela, de precaución en no caer en los errores del pasado. La situación en la que se encuentra Descartes es la de un hombre perdido y desorientado, que no confía en los conocimientos recibidos, pero que tampoco está dispuesto a desecharlos. Dado que el método que anda buscando, es un método universal, es necesario adoptar algunas precauciones: la primera es evitar la ligereza; la segunda actuar con circunspección; y la tercera, no abandonar las opiniones previas hasta no haber terminado el proyecto de reforma y no haber descubierto el método adecuado. Esta necesidad de buscar un nuevo método es lo que caracteriza el inicio de la edad moderna. La concepción del mundo, el método y el criterio vigentes eran los de la escolástica, imperante en la edad media, que armonizaba en un sistema: las ideas paganas (silogismo aristotélico) con los dogmas cristianos (Tomás de Aquino y Agustín de Hipona). La escolástica se mostró incapaz de explicar, debido a que reducía sus explicaciones a criterios de autoridad, es decir, a criterios de ciertos pensadores, algunos hechos de la naturaleza que fueron descubriéndose y, como antes se la aceptaba en bloque, ahora se la va a rechazar en bloque, puesto que ahora la única autoridad que se reconoce es la razón; con lo cual, se perdía la seguridad del conocimiento general sobre el mundo y los hombres. Descartes, al examinar las disciplinas y artes que había estudiado desde su juventud, destaca las matemáticas; el análisis y el algebra. También critica ciertos aspectos de cada uno. De la lógica critica tres aspectos: 1. No sirve para aumentar el conocimiento, sino para explicar lo ya sabido, por tanto, es incapaz de descubrir verdades nuevas, ya que se construye con silogismos cuya conclusión está dada ya en la premisa mayor (la conclusión antecede a la premisa mayor y no se deduce nada de ella).2. Se puede utilizar, como hace Raimundo Lulio, para hablar sin fundamento de lo que no se sabe. Para Lulio, ese arte era una técnica universal para el descubrimiento de la verdad, especialmente de las de fe.3. Está mal organizada, combinando reglas correctas y adecuadas con otras inadecuadas. Bacon por su parte dirá que sirve más para consolidar errores que para inquirir la verdad, y que es más perjudicial que útil.El análisis no se puede convertir en el modelo que está buscando porque está constituido de forma casi exclusiva por operaciones a base de figuras. Y el álgebra se centra sólo en el uso de reglas y cifras. La intención de Descartes es indagar en otro método. Para ello, dedica una obra (El Discurso del método) a la síntesis del método en cuatro reglas. Primeramente, lo define como un conjunto de reglas ciertas y fáciles, gracias a las cuales se descubran nuevas verdades y no se demuestre algo que ya se ha hallado. Las cuatro reglas de las que consta el método son:1. EVIDENCIA: es el criterio de verdad, lo que caracteriza al método científico oponiéndose a la probabilidad y la verosimilitud. Consisten en la claridad y distinción. Lo claro se opone a lo oscuro, una idea clara es una idea separada de las demás. Lo distinto se opone a lo confuso, una idea distinta es aquella cuyas partes están separadas entre sí, que tiene ´´claridad interior``. Una idea puede ser clara sin ser distinta, pero si es distinta es clara. El acto por el cual se alcanza un conocimiento evidente es la intuición, definida no como el testimonio cambiante de los sentidos, ni el juicio engañoso de la imaginación, sino como la concepción de una idea tan fácil y distinta que no queda ninguna duda sobre lo que comprende. En la intuición intelectual se producen las ideas claras y distintas.Hay que evitar dos vicios fundamentales en la búsqueda de la verdad: - La precipitación: tomar por verdadero lo que no es, por un exceso de confianza. Contra ella propone la circunspección (abstenernos de juzgar hasta que no tengamos evidencia). Para descartes este vicio lo produce la voluntad, al anticiparse al entendimiento y aplicarse a cosas que no se comprenden.- La prevención: negarse a aceptar la verdad de lo que es evidente, lo que es claro y distinto. Se debe a que persisten en nuestra alma ciertas nociones que oscurecen la luz natural.2. En sentido estricto, el método comienza con esta regla: ANÁLISIS. Consiste en dividir cada una de las cuestiones (todo aquello en que se encuentra la verdad o falsedad) examinadas en tantas partes como fuera posible y en tantas requiriese su mejor solución. Sin embargo, la división de las dificultades tendrá un límite, representado por ´´naturalezas simples``, definidos como elementos indivisibles, captados por la intuición, que constituyen el último término de conocimiento, representando el último momento de análisis y el primero de síntesis.3. Una vez alcanzamos las ´´naturalezas simples``, se aplica la SÍNTESIS, que nos aconseja conducir ordenadamente los pensamientos, desde los objetos más simples y fáciles hasta los más complejos.El 2º y 3º precepto, íntimamente ligados, constituyen el núcleo fundamental del método cartesiano. Una vez concluida la labor de la intuición, por la que se alcanzan las naturalezas simples, comienza el momento de la deducción, por la cual se infiere una cosa de otra.4. Sin embargo, para tener seguridad sobre la totalidad del razonamiento, hay que realizar ENUMERACIONES tan complejas y REVISIONES tan generales que estemos seguros de no omitir nada.La primera aplicación del método se realizó a las matemáticas, obteniendo un gran éxito: la geometría analítica.¿EN QUÉ SE INSPIRA DESCARTES PARA ELABORAR SU MÉTODO? Como ya se ha comentado, Descartes se muestra descontento con lo aprendido, excepto con las matemáticas en la que solo encuentra verdad. De ahí que desarrolle una especial dedicación hacia ellas. Descartes considera que lo que hace verdaderos los conocimientos matemáticos es el método empleado para conseguirlo (aunque critique el álgebra y la lógica), por tanto, el método universal para alcanzar la sabiduría tiene que elaborarse de acuerdo con el que utilizan los matemáticos en sus investigaciones. La matemática es la única ciencia que logra alcanzar demostraciones ciertas y evidentes. La confianza en la razón, mediada por el método de la ciencia, lo llevará a la búsqueda de un saber seguro, que le permitía pensar que no habría verdad tan inasequible como para que el conocimiento humano no pudiera acceder a ella. Es el optimismo racionalista: la fe en la capacidad de la razón. Descartes aplicará posteriormente el método a la metafísica con el objetivo de constituir los primeros principios de la filosofía y en definitiva los primeros principios del conocimiento. Para ello, pondrá en duda todo lo que existe, demostrando y deduciendo la veracidad todo lo dudado: res extensa (mundo), res infinita (Dios) y res cogitans (sujeto pensante); "teoría de las tres sustancias" pretendiendo el sometimiento de la imaginación a la razón.CONTEXTO FILOSÓFICO: En el siglo XV|| el proyecto racionalista de Descartes pone en marcha el papel autónomo de la filosofía y de la razón que, como facultad de conocimiento, había estado durante el Medievo supeditada a la autoridad de la fe. Como consecuencia de la Revolución científica iniciada en el siglo XV|, la astronomía y la física se independizan del tronco común de la filosofía e inician autónomamente la investigación sobre la naturaleza y sus seres. Así la filosofía deja a un lado la faceta ontológica y centra su atención investigadora a la epistemología, en tratar de descubrir el origen y el fundamento del conocimiento verdadero. Para dar respuesta al nuevo reto filosófico,surgen dos corrientes epistemológicas , contrapuestas: -El Racionalismo y el Empirismo. En las islas Británicas se desarrolla el empirismo que establece el origen y el fundamento del conocimiento en la experiencia. · Sus máximos representantes son Bacon, Hobbes, Locke, Hume , o Berkeley. No hay ideas innatas ya que la mente por naturaleza está vacía (con las palabras de Locke , el alma es una “tabula rasa”).VALORACIÓN CON LA ACTUALIDAD Matematización y desarrollo científico-técnico. El mecanicismo cartesiano y el problema mente-cuerpo. El Discurso propone un método y criterio de verdad que son herederos de las matemáticas para que así todas las ciencias consigan una certeza semejante. El conocimiento de las cosas se consigue cuantificándolas ,Las ciencias sociales y humanas se explican también como consecuencia de la visión del hombre que vino con el cartesianismo y ni siquiera ellas han podido sustraerse a la matematización para sus investigaciones. Solo una razón independiente de la religión puede elevar a la verdad.Descartes se convierte por lo tanto en la referencia básica del proceso de laicidad.Aún así, en muchos ámbitos la fe intenta mantenerse como criterio de verdad. Ésta separación entre fe y razón ha dado lugar a la aparición de posiciones ateas o agnósticas.Pero Descartes no es creyente ni ateo. El problema mente-cuerpo, es decir , el dualismo antropológico es una de las cuestiones más interesantes de la filosofía contemporánea. Hoy en día es difícil encontrar algún defensor del dualismo de sustancias, pero sí existen otros tipos de dualismo como el dualismo de propiedades que parece ser compatible con las ciencias físicas y las neurociencias. El dualismo de propiedades distingue entre las propiedades físicas del cerebro y las propiedades mentales propias. algunos de sus defensores son: Jerry Fodor, Putnam... y todos aquellos filósofos que defienden las posiciones funcionalistas y la Teoría computacional de la Mente.Frente a las posiciones dualistas existen posiciones físicalistas que se oponen a la distinción entre propiedades mentales y físicas. Estas posiciones son reduccionistas ya que pretenden dar una explicación de los procesos mentales sólo neurofísicamente.Una explicación mecanicista encaja bien con el modelo de ciencia de Descartes. Descartes veía la ciencia como un árbol cuyas raíces son la metafísica, el tronco la física y las ramas todas las ciencias. Este sistema estará completo cuando todas las ramas se conecten al tronco. RELACIÓN CON OTRA POSICIÓN FILOSÓFICA. Relacionaremos a Descartes principalmente con Hume, quien hará una dura crítica a todas las ideas de la metafísica y, sobre todo, al concepto de sustancia en su triple vertiente: la extensa (mundo), la pensante (cogitans) y la infinita (Dios). El término sustancia procede del latín y cuyo significado más general es el fundamento de la realidad. Un significado que adquiere forma clara con Aristóteles, en cuanto tal, la sustancia es ante todo sujeto, lo que tiene su ser en sí y no en otro. Preguntar sobre el ser para Aristóteles se resuelve preguntando por la sustancia, ya que lo que es, es en primer lugar sustancia, de la cual distinguirá dos tipos: la sustancia primera (individuo, el ser particular y concreto) y sustancia segunda (aquello por lo que se es ser particular y concreto, la esencia, la especie formal, que es inmanente en cada individuo). Y es sobre esta segunda forma de concebir la sustancia sobre la que se constituyen la metafísica y gnoseología aristotélica. Hume se preguntará por la validez de la idea de sustancia, y lo hará recurriendo al criterio de verdad que había fijado en el análisis del conocimiento para determinar la validez de una idea. Este, no reconocerá validez alguna a las demostraciones metafísicas de la existencia de Dios, considerando que dicha existencia no es demostrable racionalmente. Al igual que Descartes, Locke y Berkeley habían utilizado el principio de casualidad para fundamentar la afirmación de que Dios existe.JUSTIFICACIÓN MÉTODO IV. Descartes, en esta cuarta parte del método, pretenderá establecer los primeros principios de la filosofía, y en definitiva, los primeros principios del conocimiento. Para ello, seguirá las reglas del método establecido en la segunda parte del método (evidencia, análisis, síntesis y enumeración), y con el que ya obtuvo éxito en su aplicación a las matemáticas (geometría analítica). En la cuarta parte del Discurso del método, Descartes distinguirá tres esferas o ámbitos de la realidad: Dios (res infinita), el yo o sujeto pensante (res cogitans) y los cuerpos y el mundo (res extensa). Esta es la llamada ´´Teoría de las tres sustancias``. En primer lugar, Descartes aplicará su método a la metafísica, con el objetivo de establecer los principios del conocimiento, a través de la regla del análisis, usando la duda. Una duda que no es escéptica, sino metódica, es decir, que viene exigida por el método. Esta duda metódica solo puede aplicarse al conocimiento (teorética), puesto que, si la aplicamos a la vida, estaríamos en continuo debate y no podríamos vivir; por tanto, Descartes nos indica seguir lo establecido por la costumbre en la vida ordinaria. Esta duda es aplicable a todos los conocimientos teóricos, por lo que, es universal. La duda, además, es progresiva, distinguiéndose en ella cuatro niveles de amplitud: - Los sentidos, que a menudo nos engañan, por tanto, dudar de los sentidos nos permite dudar de que las cosas sean cómo las percibimos, no de que existan tales cosas. - La imposibilidad de distinguir el sueño de la vigilia, ya que los mismos pensamientos pueden asaltarnos estando dormidos o despiertos. Ésta es la razón para dudar de la existencia de las cosas y del mundo, pero no de ciertas verdades, como las verdades matemáticas. - A pesar de la certidumbre de las matemáticas, Descartes logrará mostrar que tales verdades no son absolutamente indudables, porque algunas veces se han obtenido razonamientos incorrectos al tratar cuestiones relacionadas con la geometría. - La hipótesis del genio maligno (mencionada en la obra Meditaciones metafísicas), de extremado poder e inteligencia, que pone todo su empeño en inducirme a error, y por tanto, permite extender la duda a todo el ámbito del saber. Esta duda radicalizada conduce a una primera verdad absoluta: la existencia del propio sujeto que piensa. En efecto, si duda de todo, al menos es cierto que piensa, y si piensa, existe un ser pensante (´´Cogito, ergo, sum``). Como consecuencia de esta primera certeza se distingue un dualismo antropológico entre cuerpo y alma. Si el alma es pensamiento, y por tanto, independiente del cuerpo, entonces es inmortal, ya que para pensar, no necesita cuerpo. El concepto de sustancia es fundamental en Descartes y en todos los filósofos racionalistas. Una sustancia es una cosa que existe de tal modo que no necesita de ninguna otra cosa para existir. Según esta definición, solo podría existir Dios (res infinita), ya que los seres finitos o extensos, son creados y conservados por Dios. LAS IDEAS.La idea es ya una representación mental. Descartes distinguirá dos aspectos en las ideas: - Su realidad formal, en cuanto que son actos mentales y en cuanto que poseen un contenido objetivo. - Como actos mentales, todas las ideas tienen la misma realidad, pero en cuanto a su contenido objetivo su realidad es diversa y distinta porque representan seres con distintos grados de realidad. Distinguirá, además, tres tipos de ideas: 1. I. ADVENTICIAS: las que parecen provenir de nuestra experiencia externa, como las ideas de hombre, árbol… 2. I. FACTICIAS: las que construye la mente a partir de otras ideas, como la idea de un centauro, la de un unicornio… Ninguna de estas dos puede servirnos para demostrar la existencia de la realidad extramental: las adventicias por provenir del problemático mundo externo y las facticias por ser construidas por el pensamiento. Así, las ideas más importantes y también las menos numerosas, son aquellas que posee el pensamiento en sí mismo, las I. INNATAS, como Dios, el pensamiento…Esta es la segunda de las afirmaciones básicas del racionalismo: las ideas innatas son aquellas a partir de las cuales el entendimiento construye nuestros conocimientos. A partir de aquí llegará el segundo gran momento de la filosofía cartesiana, y es que Descartes sustentará el mundo en el conocimiento de Dios. Para ello ofrecerá una serie de argumentos (dos causales y uno ontológico) para demostrar la existencia de éste: - Dios causa la idea que poseo en mi de un ser perfecto, ya que el yo no tiene un grado de perfección suficiente para inventarla; puesto que de la nada, nada puede surgir, la única alternativa es que la idea de un ser perfecto haya sido introducida en mí por una naturaleza que reúna todas las perfecciones de las que, aunque tenga las ideas correspondientes, carezco. - Si soy imperfecto, pero poseo ideas de las cosas perfectas, entonces tiene que existir una causa que me haya hecho con tales ideas. Esa causa tiene que ser Dios, pues sólo él tiene esas perfecciones de las que yo tengo ideas. Y es que, si yo fuera causa de mí propia existencia, no se explicaría por qué, teniendo las ideas de tales perfecciones, carezco de las mismas, porque no solo me hubiera creado sólo con las ideas de perfecciones sino que también me hubiera dotado de tales rasgos. - El argumento ontológico es una reformulación de un argumento que ya daría San Anselmo de Canterbury, y en el que, Descartes relaciona la existencia de Dios con las demostraciones geométricas. En matemáticas se demuestra que, por ejemplo, dado un triángulo, su esencia es que sus ángulos suman 180º. Sin embargo, esa demostración no dice nada sobre la existencia de ese triángulo. Con Dios ocurre todo lo contrario, ya que posee su existencia dentro de su propia esencia. Una característica de la idea de un ser perfecto es la existencia del mismo, de lo contrario, dicha idea no sería la de un ser perfecto, pues le faltaría una perfección, su existencia. DEDUCCIÓN DE LA EXISTENCIA DEL MUNDO. Una vez demostrada la existencia de Dios, Descartes deduce que, como Dios es un ser perfecto, todo lo que proviene de Él, en cuanto nos ha creado, o sea, el mundo y la mente, es verdadero. Asimismo son verdaderas las ideas de la mente y es válido el criterio de certeza, porque Dios no nos ha podido construir mal. Lo primero que hace Descartes es fundamentar la certeza del conocimiento sensible. Aunque se tenga la ´´seguridad moral`` de que el mundo existe, no se puede tener la ´´certeza metafísica`` de sus existencia hasta haber demostrado que Dios existe porque solo la certeza de Dios puede garantizar la certeza de las ideas adventicias y, por tanto, la existencia del mundo. En segundo lugar, es válida la regla de la evidencia, puesto que, todas las ideas de la mente son verdaderas en cuanto proceden de Dios y por eso son claras y distintas. En tercer lugar, la existencia de Dios también fundamenta el conocimiento matemático, como consecuencia de la fundamentación del criterio de certeza, y es que, aunque un matemático formulase una demostración mientras duerme, no por eso dejaría de ser verdadera. DEMOSTRACIÓN DEL MUNDO.La demostración de la existencia del mundo o cosas materiales será fácil: puesto que Dios existe y es infinitamente bueno y veraz, no puede permitir que me engañe al creer que el mundo existe, luego el mundo existe.

Show full summary Hide full summary

Similar

Justificación Platón 2º Bachillerato
smael Montesinos
Comparación Platón-Nietzsche. 2º de Bachillerato. Filosofía.
smael Montesinos
Actualidad de Descartes. 2º de Bachillerato. Filosofía.
smael Montesinos
Apuntes Kant
paula.valenzuela
Filosofía. Teorías del conocimiento: empirismo, racionalismo, apriorismo kantiano
Àlex Lluch
René Descartes
Diego Arranz
Introducción a la filosofía (Descartes)
Verónica Ruscio
Contexto histórico-cultural de Nietzsche. 2º de Bachillerato. Filosofía
smael Montesinos
Contexto filosófico de Nietzsche. 2º de Bachillerato. Filosofía.
smael Montesinos
Comparación de Platón con Aristóteles. 2º de Bachillerato. Filosofía
smael Montesinos
La Ética según Aristóteles
Diego Santos