TALLER CATEQUESIS FAIBER RINCON

Faiber Rincon
Note by Faiber Rincon, updated more than 1 year ago
Faiber Rincon
Created by Faiber Rincon over 2 years ago
32
0

Description

ES UN TRABAJO QUE BUSCA ANALIZAR Y TENER UNA COMPRESION SOBRE EL DOCUMENTO QUE EL PAPA JUAN PABLO II HACE SOBRE LA CATEQUESIS

Resource summary

Page 1

TALLER DE COMPRESIÓN SOBRE LA: EXHORTACIÓN APOSTÓLICA CATECHESI TRADENDAE Postulante: FAIBER JESUS RINCÓN ALARCON Presentado a: FRAY RICARDO BETANCOURT ARAGON, OFM. ORDEN DE FRAILES MENORES PROVINCIA FRANCISCANA DE LA SANTA FE DE COLOMBIA POSTULANTADO FRANCISCANO SAN PABLO MATERIA: CATEQUESIS 2017

1) PARA JUAN PABLO II : ¿QUE ES LA CATEQUESIS? La catequesis para Juan Pablo II es la enseñanza de la doctrina de Cristo es evangelizar y enseñar teniendo como único maestro de referencia a Cristo. ¿QUIÉN ES EL CENTRO DE LA CATEQUESIS? CRISTO es el único y verdadero maestro pues en el transcurso de su vida era una plena enseñanza para sus discípulos y de aquí toda la doctrina del misterio de Dios. ¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE LA CATEQUESIS? El objetivo esencial y primordial de la catequesis es muy cercana a la obra de san Pablo y es el misterio de Cristo, es iluminar y acercar a los fieles a una comunión intima con Jesucristo para conducirnos al amor del Padre en el Espíritu y hacernos participes de la vida de felicidad de la santísima Trinidad. ¿QUIÉNES SON LOS RESPONSABLES DE LA CATEQUESIS? Toda la iglesia católica debe sentirse y querer ser responsable, los pastores precisamente en virtud de su oficio tiene distintos niveles, la más alta responsabilidad en la promoción de la catequesis, orientación y coordinación de la catequesis de igual manera todos los fieles lo son en sus diferentes campos. ¿CUÁLES Y QUIÉNES SON LOS DESTINATARIOS DE LA CATEQUESIS? Desde la casa, la familia, la escuela y la comunidad parroquial en donde los niños, jóvenes y adultos bautizados y no bautizados de toda raza y de toda condición social son los destinatarios de la catequesis, que quieran conocer y acercarse al misterio y el amor de Dios. ¿QUE SE ESPERA DE LOS CATEQUISTAS Y DE LAS PERSONAS QUE SON CATEQUIZADOS? De los catequistas se espera que enseñe la doctrina de Jesucristo sin acomodaciones que siga el ejemplo de Cristo como único y verdadero maestro que enseñaba para que la gente más humilde entendiera cada palabra; de los catequizados que abran su corazón totalmente a la palabra de dios para que dé fruto en abundancia y así construir el reino de Dios y llevar el mensaje a todos, pues todos estamos llamados a vivir en plenitud los sacramentos en especial los compromisos bautismales. ¿QUÉ MEDIOS, RECURSOS Y PERSONAS NECESITAN LA CATEQUESIS PARA EL ENCUENTRO CON JESUCRISTO? La catequesis no ha cesado de buscar los métodos y medios más apropiados a su misión para que llegue a sus receptos y así el Papa propone unos con los medios de comunicación (la radio, la televisión entre otros), la homilía, las publicaciones catequéticas y los catecismos. ¿QUÉ REALIDADES, SITUACIONES Y PERSONAS HA DE SER CATEQUIZADAS? Todos los diversos grupos humanos desde los párvulos hasta los adultos, y en todas sus condiciones en especial se hace un fuerte énfasis en los niños y en los jóvenes pues en ellos se inicia y se preparan para su iniciación cristiana, así aceptado sus propias realidades se acogen sean minusválidos, a jóvenes sin apoyo religioso, todos están llamados a conocer la fe. ¿CÓMO HA DE SER LA CATEQUESIS EN EL MUNDO ACTUAL? Debe ser una catequesis que ayuden a los cristianos a ser “sal y luz “en un mundo que a veces y en muchas ocasiones está perdiendo el sentido y no tiene esperanzas, debe ser una catequesis dinámica que aliento y oriente a la persona correcta y sabiamente con un lenguaje sencillo y dirigido a un mundo secularizado y que vive sin DIOS. 2) SÍNTESIS EXHORTACIÓN APOSTÓLICA CATECHESI TRADENDAE CAPÍTULO I TENEMOS UN SOLO MAESTRO: JESUCRISTO. Toda catequesis auténtica es cristo céntrica, en el centro de la catequesis se encuentra esencialmente una persona: Jesús de Nazaret, "camino, verdad y vida" con el objetivo esencial y primordial de acuerdo con la expresión de San Pablo, "el misterio de Cristo". El fin definitivo de la catequesis es poner a uno no sólo en contacto, sino en comunión, en intimidad con Jesucristo, la catequesis lo que se enseñan es a Cristo, el Verbo (ct encarnado, y todo lo demás en referencia a Él, el catequista no enseña sus opiniones y opciones personales, sino la doctrina y la vida de Jesús siguiendo el ejemplo de San Pablo cuando dijo: "Yo he recibido del Señor lo que os he transmitido”, el único "Maestro". Todos los que le escuchan le llaman "Maestro". Pero sobre todo Jesús mismo se llama Maestro en ocasiones solemnes y muy significativos. CAPITULO II UNA EXPERIENCIA TAN ANTIGUA COMO LA IGLESIA En este capítulo el Papa hace un recorrido de diversos momentos de la historia para mostrar cómo ha sido la preocupación de la Iglesia por la catequesis a lo largo de los dos milenios cristianos primeramente los Apóstoles fueron fieles a su vocación y a la misión recibida. Los primeros cristianos aparecen "perseverantes en oír la enseñanza de los apóstoles y en la fracción del pan y en la oración" Es una Iglesia que nace y se nutre continuamente de la Palabra del Señor, la celebra en la Eucaristía y da testimonio de amor al mundo. Los enemigos de la Iglesia les prohíben enseñar en el nombre de Jesús pero ellos obedecen a Dios antes que a los hombres. Capítulo III. LA CATEQUESIS EN LA ACTIVIDAD PASTORAL Y MISIONERA DE LA IGLESIA. Este capítulo es muy importante porque hace una serie de precisiones conceptuales necesarias para entender la naturaleza de la catequesis y sus relaciones con otros "momentos" de evangelización; La catequesis no puede disociarse del conjunto de actividades pastorales y misionales de la Iglesia, la finalidad específica de la catequesis consiste en hacer crecer, a nivel de conocimiento y de vida, el germen de la fe sembrado por el Espíritu Santo con el primer anuncio y transmitido eficazmente a través del bautismo también el Pueblo de Dios tiene necesidad de una catequesis orgánica y bien ordenada, así: debe ser una enseñanza sistemática, no improvisada una enseñanza elemental que no pretenda abordar las cuestiones disputadas, ni transformarse en investigación teológica. una enseñanza, no obstante, bastante completa. una iniciación cristiana integral, abierta a todas las esferas de la vida cristiana. CAPITULO IV TODA LA BUENA NUEVA BROTA DE LA FUENTE En este capítulo se fundamenta la catequesis en la Palabra de Dios y se explicita el contenido doctrinal de la misma. También se hace referencia a su dimensión ecuménica, Siendo la catequesis un momento de la evangelización, su contenido, necesariamente, tiene que ser el de toda la evangelización, es decir, la Buena Nueva de Salvación, La catequesis extraerá siempre su contenido de la fuente viva de la Palabra de Dios; El Credo: expresión doctrinal .La catequesis debe tener cuidado de no omitir, sino iluminar como es debido, temas tan importantes como el misterio de la Iglesia; las exigencias, hechas de renuncia y de gozo, de la existencia cristiana según las bienaventuranzas; la importancia de las exigencias de las virtudes cristianas y las consecuencias sociales de las exigencias evangélicas, Los obispos pueden juzgar oportunas, o aún necesarias, ciertas experiencias de colaboración en el campo de la catequesis entre católicos y otros cristianos, como complemento de la catequesis habitual que, de todos modos, los católicos deben recibir. Capítulo V. - TODOS TIENEN NECESIDAD DE LA CATEQUESIS El capítulo describe los diversos grupos humanos a los que se dirige la catequesis y se muestra la importancia de cada uno de ellos en el proceso de maduración de la fe. La importancia de los niños y de los jóvenes. El ascenso de los jóvenes constituye la esperanza de buena parte del mundo actual, pero al mismo tiempo es factor de inquietud. Estos jóvenes constituyen la gran fuerza que se propone construir la civilización del futuro. Párvulos. El niño tiene derecho a una presentación sencilla y verdadera de la fe cristiana. En el ambiente familiar recibe los primeros rudimentos de la catequesis. Niños. Pronto llega el momento de la apertura a un círculo más amplio y de una catequesis destinada a introducir al niño de manera orgánica en la vida de la Iglesia. Catequesis inicial, pero no fragmentaria pues deberá revelar todos los principales misterios de la fe y su repercusión en la vida moral y religiosa del niño. Adolescentes. Edad de interrogantes profundos, momento del descubrimiento de sí mismo y del propio mundo interior. La catequesis no puede ignorar estos aspectos de un período tan delicado de la vida. Jóvenes. Con la edad de la juventud llega la hora de las primeras decisiones. Es el momento en que el Evangelio podrá ser presentado, entendido y aceptado como capaz de dar sentido a la vida. La catequesis prepara, así, para los grandes compromisos cristianos de la vida adulta, La Iglesia está empeñada en prestar atención a la catequesis de niños y jóvenes; es preciso conocer su lenguaje para traducir el mensaje de Jesús y valorar su disponibilidad, apertura y su deseo de conocer a Cristo. Minusválidos y jóvenes sin apoyo religioso. Los niños y jóvenes minusválidos tienen derecho a conocer como sus coetáneos el "misterio de la fe".. Adultos. La catequesis de los adultos es la forma principal de la catequesis porque está dirigida a las personas que tienen las mayores responsabilidades y la capacidad de vivir el mensaje cristiano bajo su forma plenamente desarrollada. Capítulo VI. - MÉTODOS Y MEDIOS DE LA CATEQUESIS El capítulo presenta los medios, lugares y circunstancias habituales mediante los cuales, los creyentes tienen acceso a su formación en la fe. 1. Medios de comunicación social 2. Múltiples lugares, momentos o reuniones por valorizar. La catequesis encuentra, igualmente, su puesto en circunstancias diversas: las peregrinaciones, las misiones tradicionales, los círculos bíblicos, las reuniones de comunidades eclesiales de base, etc. En estos grupos que no falten nunca un verdadero estudio de la doctrina cristiana, respetando, por supuesto su naturaleza propia. 3. Homilía. Hay que prestar una gran atención a la homilía: ni demasiado larga, ni demasiado breve, siempre cuidadosamente preparada. 4. Publicaciones catequesticas. La renovación y multiplicación de los libros catequéticos es un aspecto del florecimiento actual de la catequesis. 5. Catecismos. Los que asumen la pesada tarea de preparar el texto de los catecismos, no pueden hacerlo sin la aprobación de los Pastores. Capítulo VII.- CÓMO DAR LA CATEQUESIS El capítulo aborda la cuestión de los métodos de la catequesis, la exigencia de la inculturación del mensaje y la purificación de la piedad popular. 1. Diversidad de métodos. La catequesis adopta métodos muy diversos para alcanzar su finalidad específica: la educación en la fe. Los Padres del Sínodo llamaron la atención sobre las condiciones indispensables para que la variedad de dichos métodos no perjudique la unidad de la enseñanza de la única fe. 2. Al servicio de la Revelación y de la conversión. La catequesis queda desvirtuada en sus raíces si la enseñanza catequética se mezcla con perspectivas ideológicas, sobre todo de índole político-social, o con opciones políticas personales. 3. Encarnación del mensaje en las culturas. La catequesis está llamada a llevar la fuerza del evangelio al corazón de la cultura y de las culturas. Para eso la catequesis procurará conocer estas culturas y sus componentes esenciales 4. Aportación de las devociones populares. Es importante, también, valorar los elementos válidos de la piedad popular. 5. Memorización. Los comienzos de la catequesis cristiana, que coincidieron con una civilización eminentemente oral, recurrieron ampliamente a la memorización. Capítulo VIII.- LA ALEGRÍA DE LA FE EN UN MUNDO DIFÍCIL El capítulo plantea la situación de cambio en el mundo de hoy y su incidencia en la catequesis, Igualmente advierte sobre el manejo que hay que dar a la influencia de ciertas corrientes filosóficas y a los avances de la investigación teológica. Vivimos en un mundo difícil con un clima de incertidumbre. Ello exige que la catequesis dé firmeza a los cristianos en su propia identidad y que se sobreponga a las vacilaciones e incertidumbres del ambiente. Existe una pedagogía de la fe y nunca se ponderará bastante lo que ésta puede hacer en favor de la catequesis. Se trata de comunicar en su integridad la Revelación de Dios. En catequesis, una técnica tiene valor en la medida en que se pone al servicio de la fe que se ha de transmitir. Todos saben la candente actualidad del tema del lenguaje. La catequesis tiene el deber imperioso de encontrar el lenguaje adaptado a los niños y a los jóvenes de nuestro tiempo, y a otras muchas categorías de personas. Capítulo IX.- LA TAREA NOS CONCIERNE A TODOS En este último capítulo el Papa describe los diferentes grupos eclesiales y la responsabilidad que cada uno de ellos tiene en la catequesis, El Papa aspira a que lo expresado en este documento encienda un ardor apostólico en todos los responsables en la Iglesia. Obispos. A pesar de la complejidad actual del ministerio episcopal, la solicitud por promover una catequesis activa y eficaz no debe ceder en nada a cualquier otra preocupación. Sacerdotes. La Iglesia espera de los sacerdotes que hagan todo lo posible con miras a una obra catequética bien estructurada y bien orientada. Todos los creyentes tienen derecho a la catequesis; todos los pastores tienen el deber de impartirla. Religiosos y religiosas. En el decurso de la historia, los religiosos y religiosas se han encontrado muy comprometidos en la actividad catequética de la Iglesia, llevando a cabo un trabajo particularmente idóneo y eficaz. Las comunidades deben dedicar el máximo de sus capacidades y de sus posibilidades a la obra específica de la catequesis Catequistas laicos... la actividad de los catequistas laicos, ejercida siempre con celo ardiente y generoso, es una forma eminente de apostolado seglar. En parroquia... La comunidad parroquial debe seguir siendo la animadora de la catequesis y su lugar privilegiado. En familia... La catequesis en la familia tiene un carácter peculiar e insustituible. Esta acción se realiza por el testimonio de vida cristiana y aprovechando ciertos acontecimientos familiares en donde se explicita el contenido cristiano de esos acontecimientos. En la escuela... La escuela ofrece a la catequesis posibilidades no desdeñables. Donde es posible la Iglesia tiene el deber de dar una educación en la fe dentro del marco escolar. Y esta formación debe ser adaptada a las situaciones con frecuencia y diversos de los alumnos. En los movimientos. Los movimientos que garantizan la presencia cristiana en las realidades temporales, alcanzarán tanto mejor sus objetivos propios y servirán tanto mejor a la Iglesia, cuanto más importante sea el espacio que dediquen a una seria formación religiosa. Toda asociación de fieles en la Iglesia debe ser, por definición, educadora de la fe. Institutos de formación. Los catequistas seglares deben recibir una formación esmerada. Esa formación invita a los obispos a organizar Centros e Instituciones idóneos.RETOS PARA LA CATEQUESIS Encontrar un modelo pedagógico para los niños y jóvenes de hoy que sean cercana a su condición y a sus necesidades. Debe anunciar los misterios esenciales del cristianismo, promoviendo la experiencia trinitaria de la vida en Cristo como centro de la vida de fe para que no fundamente su fe en cosas que no tienes sentidos y que el mundo de hoy ofrece para la juventud. Enseñar una fe centrada en valores, que respeten y que sea la prioridad la familia y la dignidad de toda vida humana. Que la enseñanza de la catequesis no solo sea encargo de la parroquia o del catequista sino sea un trabajo en donde los padres de familia, se involucren en la enseñanza de la fe a sus hijos.

Show full summary Hide full summary

Similar

FUNDAMENTOS DE LA FE CRISTIANA
Daniel Lopez Flores
1er Nivel: El Arrepentimiento
Jaime Mella
Evangelio de Marcos
Maria Bassas Bullich
Homilia Dominical
Alfredo Ramirez
MILAGROS EN EL EVANGELIO DE SAN MARCOS
Victoria Molina
El Cristianismo
piero.cafarelli
María vive en Galilea
Gemma Coyoc
Guia del evangelio según San Mateo
María del Pilar García Gómez
Heber (1723-2187)
Daniel Ramón
Genealogía.
Daniel Ramón
fe y razon vl
lopezpenagosvale0774