LA POESÍA DE LUIS DE GÓNGORA

Alejandro Aguilar Bravo
Note by Alejandro Aguilar Bravo, updated more than 1 year ago
Alejandro Aguilar Bravo
Created by Alejandro Aguilar Bravo over 2 years ago
1121
0

Description

Apuntes para trabajar la poesía de Luis de Góngora

Resource summary

Page 1

BIOGRAFÍA DE LUIS DE GÓNGORA

Page 2

LUIS DE GÓNGORA  Es el poeta más innovador del Barroco español.  Cultivó todos los subgéneros poéticos de su tiempo:  Sonetos.  Letrillas.  Romances. Fábula de Polifemo y Galatea. Soledades.  1. Sonetos.  Autor de más de doscientos sonetos, destacan aquellos en los que reelabora motivos de la tradición petrarquista o la advertencia sobre los peligros del amor.  Ejemplo:  TEXTO 1 Mientras por competir con tu cabello Oro bruñido al sol relumbra en vano, Mientras con menosprecio en medio el llano Mira tu blanca frente al lilio bello; Mientras a cada labio, por cogello, Siguen más ojos que al clavel temprano, Y mientras triunfa con desdén lozano Del luciente cristal tu gentil cuello, Goza cuello, cabello, labio y frente, Antes que lo que fue en tu edad dorada Oro, lilio, clavel, cristal luciente, No sólo en plata o vïola troncada Se vuelva, más tú y ello juntamente En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.   TEXTO 2 Descaminado, enfermo, peregrino,  en tenebrosa noche, con pie incierto,  la confusión pisando del desierto,  voces en vano dio, pasos sin tino. Repetido latir, si no vecino,  distinto oyó de can siempre despierto,  y en pastoral albergue mal cubierto  piedad halló, si no halló camino. Salió el Sol y, entre armiños escondida,  soñolienda beldad con dulce saña  salteó al no bien sano pasajero. Pagará el hospedaje con la vida;  más le valiera errar en la montaña  que morir de la suerte que yo muero.   2. Letrillas.  Son composiciones festivas o burlescas, formadas por un estribillo de inspiración popular y varias estrofas o glosas en versos generalmente octosílabos.  Ejemplo: Ándeme caliente y ríase la gente".                Ándeme yo caliente             y ríase la gente.               Traten otros del gobierno             del mundo y sus monarquías, 5          mientras gobiernan mis días             mantequillas y pan tierno,             y las mañanas de invierno             naranjada y aguardiente,             y ríase la gente.   10        Coma en dorada vajilla             el príncipe mil cuidados,             como píldoras dorados,             que yo en mi pobre mesilla             quiero más una morcilla 15        que en el asador reviente,             y ríase la gente.               Cuando cubra las montañas             de blanca nieve el enero,             tenga yo lleno el brasero 20        de bellotas y castañas,             y quien las dulces patrañas             del rey que rabió me cuente,             y ríase la gente.               Busque muy en hora buena 25        el mercader nuevos soles;             yo, conchas y caracoles             entre la menuda arena,             escuchando a Filomena             sobre el chopo de la fuente, 30        y ríase la gente.               Pase a media noche el mar,             y arda en amorosa llama             Leandro por ver su dama,             que yo más quiero pasar 35        del golfo de mi lagar             la blanca o roja corriente,             y ríase la gente.               Pues Amor es tan crüel,             que de Píramo y su amada 40        hace tálamo una espada,             do se junten ella y él,             sea mi Tisbe un pastel,             y la espada sea mi diente,             y ríase la gente.            3. Romances.  La mayor parte de los romances nuevos escritos por Góngora contienen elementos burlescos.  Ejemplo: "Se nos va la Pascua, mozas".  ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Mozuelas las de mi barrio,  Loquillas y confiadas,  Mirad no os engañe el tiempo,  La edad y la confianza.  No os dejéis lisonjear  De la juventud lozana,  Porque de caducas flores  Teje el tiempo sus guirnaldas. ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Vuelan los ligeros años,  Y con presurosas alas  Nos roban, como harpías,  Nuestras sabrosas viandas.  La flor de la maravilla  Esta verdad nos declara,  Porque le hurta la tarde  Lo que le dio la mañana. ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Mirad que cuando pensáis  Que hacen la señal del alba  Las campanas de la vida,  Es la queda, y os desarman  De vuestro color y lustre,  De vuestro donaire y gracia,  Y quedáis todas perdidas  Por mayores de la marca. ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Yo sé de una buena vieja  Que fue un tiempo rubia y zarca,  Y que al presente le cuesta  Harto caro el ver su cara,  Porque su bruñida frente  Y sus mejillas se hallan  Más que roquete de obispo  Encogidas y arrugadas. ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Y sé de otra buena vieja,  Que un diente que le quedaba  Se lo dejó este otro día  Sepultado en unas natas,  Y con lágrimas le dice:  «Diente mío de mi alma,  Yo sé cuándo fuistes perla,  Aunque ahora no sois caña.» ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua! Por eso, mozuelas locas,  Antes que la edad avara  El rubio cabello de oro  Convierta en luciente plata,  Quered cuando sois queridas,  Amad cuando sois amadas,  Mirad, bobas, que detrás  Se pinta la ocasión calva. ¡Que se nos va la Pascua, mozas,  Que se nos va la Pascua!   4. Fábula de Polifemo y Galatea.  Formada por 63 octavas reales, narra los amores del pastor Acis y la ninfa Galatea, a la que pretende también el cíclope Polifemo. Cuando el gigante descubre a los jóvenes, aplasta con una roca a Acis, a quien los dioses lo transforman en río.  TEXTO  Un monte era de miembros eminente Este que �de Neptuno hijo fiero� De un ojo ilustra el orbe de su frente, Émulo casi del mayor lucero; Cíclope a quien el pino más valiente Bastón le obedecía tan ligero, Y al grave peso junco tan delgado, Que un día era bastón y otro cayado. Negro el cabello, imitador undoso De las oscuras aguas del Leteo, Al viento que lo peina proceloso Vuela sin orden, pende sin aseo; Un torrente es su barba, impetuoso Que �adusto hijo de este Pirineo� Su pecho inunda� o tarde, o mal, o en vano Surcada aun de los dedos de su mano.   5. Soledades.  Escrita en silvas, el protagonista es un joven errante (el peregrino), que, rechazado por una mujer, llega, tras un naufragio, a un lugar campestre. Durante cinco días, convive con cabreros, labradores y pescadores y asiste a unas bodas aldeanas  y a una expedición de cetrería. Góngora emplea el tema del menosprecio de la corte, enalteciendo la vida en el campo frente a la degradación de la vida urbana.  TEXTO Era del año la estación florida  en que el mentido robador de Europa,  media Luna las armas de su frente  y el Sol todo los rayos de su pelo,  luciente honor del cielo, en campos de zafiro pace estrellas,  cuando el que ministrar podia la copa  a Júpiter mejor que el garzón de Ida,  náufrago y desdeñado, sobre ausente,  lagrimosas de amor dulces querellas da al mar, que condolido,  fue a las ondas, fue al viento  el mísero gemido  segundo de Arión dulce instrumento.             

Page 3

CARACTERÍSTICAS DEL CULTERANISMO En los poemas mayores de Luis de Góngora (Las Soledades y la Fábula de Polifemo y Galatea) se manifiestan con claridad las características de los rasgos de estilos de su poesía, conocido tradicionalmente como culteranismo. :  Búsqueda de la belleza y evasión de la realidad. Esto se concreta en el uso de recursos que potencian las cualidades musicales del lenguaje, como la aliteración, o de un léxico exquisito y colorista.  Extrema dificultad en la expresión.  Esto se obtiene con el empleo de cultismos, encabalgamientos violentos, hipérbatos exagerados, alusiones rebuscadas, metáfores luminosas y sorprendentes.  Renuncia a la expresión de los sentimientos. En estas obras, el yo poético se aleja radicalmente del autor, evitando la introspección anímica propia del petrarquismo.  EJEMPLO: Cual parece al romper de la mañana Aljófar blanco sobre frescas rosas, O cual por manos hecha, artificiosas, Bordadura de perlas sobre grana, Tales de mi pastora soberana Parecían las lágrimas hermosas Sobre las dos mejillas milagrosas, De quien mezcladas leche y sangre mana. Lanzando a vueltas de su tierno llanto Un ardiente suspiro de su pecho, Tal que el más duro canto enterneciera, Si enternecer bastara un duro canto, Mirad qué habrá con un corazón hecho, Que al llanto y al suspiro fue de cera.

Show full summary Hide full summary

Similar

MORFOLOGÍA. POELITERARIA
Alejandro Aguilar Bravo
LOS ELEMENTOS DE LA COMUNICACIÓN
Alejandro Aguilar Bravo
¿Y QUÉ FORMA POÉTICA SOY, JOVEN RENACENTISTA?
Alejandro Aguilar Bravo
EL CUESTIONARIO DE LOS ROMANCES
Alejandro Aguilar Bravo
¿SIMPLE O DERIVADA?
Alejandro Aguilar Bravo
¿Y cuál es mi categoría?
Alejandro Aguilar Bravo
CULTERANISMO
Pedro Olivera
Literatura del Barroco
Antonio Rangel Reyes
caracteristicas del barroco literario
dewlcdew
LAS PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES FINALES
Alejandro Aguilar Bravo