Tema 1. Crisis del A.R.

Joaquín  Ruiz Abellán
Note by , created almost 6 years ago

Geografía e Historia // Ética // Ciudadanía HISTORIA Note on Tema 1. Crisis del A.R., created by Joaquín Ruiz Abellán on 09/05/2013.

20454
10
0
Joaquín  Ruiz Abellán
Created by Joaquín Ruiz Abellán almost 6 years ago
Contexto histórico-cultural de Platón. 2º de Bachillerato.
smael Montesinos
LA PRIMERA GUERRA MUNDIALO LA GRAN GUERRA
Erika Urban
Acids and Bases
Sarah Egan
Část 16.
Nikola Truong
Primera Guerra Mundial
juanmadj
Justificación de Nietzsche
maya velasquez
Test Primera Guerra Mundial
juanmadj
Comparación de Platón con Aristóteles. 2º de Bachillerato. Filosofía
smael Montesinos
Primera Guerra Mundial
juanmadj

Page 1

Unidad Didáctica 1. El siglo XVIII: La crisis del Antinguo Régimen   1. La Europa del siglo XVIII El Antiguo Régimen era el tipo de sociedad que predominaba en Europa durante el siglo XVIII. Tres elementos lo caracterizaban: una agricultura de tipo señorial, el absolutismo monárquico y la sociedad estamental. La agricultura señorial se caracterizaba por ser de subsistencia, de rendimientos muy bajos y orientada al autoconsumo. Además, la propiedad de la tierra estaba en manos de la nobleza y el clero. Todo ello generaba hambre y miseria entre los sectores populares. La Europa del siglo XVIII se gobernaba mediante la fórmu­la política de la monarquía absoluta: la autoridad real tenía un origen divino y el monarca concentraba todos los poderes del Estado en su persona. El siglo XVIII fue un período de crecimiento y progreso, caracterizado por tres aspectos: el incremento destacado de la población, el aumento de la producción manufacturera y el incremento del comercio, sobre todo del comercio internacional.   2. La sociedad estamental La sociedad del Antiguo Régimen se dividía en dos estamentos bien diferenciados: privilegiados (clero y nobleza) y no privilegiados (estado llano). La nobleza acumulaba la mayor parte de las riquezas y vivía de las rentas de la tierra. Además, tenía concesiones honoríficas (banco reservado en la iglesia) y económicas y fiscales (no pagaban impuestos). El clero vivía de las rentas derivadas de su patrimonio. Había grandes diferencias entre el alto y el bajo clero. El estado llano lo componía entre el 90 y el 95% de la población. Dentro de este amplio sector se distinguían varios grupos: (1) Burguesía: experimentó un gran incremento de sus riquezas, pero seguía marginada política y socialmente. (2) Clases populares urbanas. (3) Campesinos: era el grupo más numeroso, trabajaba las tierras de la Iglesia y de la nobleza.   3. El pensamiento ilustrado El movimiento de la Ilustración cuestionó durante el siglo XVIII todos los aspectos del Antiguo Régimen. La Ilustración presentaba los siguientes principios: la razón era el único medio para entender el mundo; defendía la tolerancia y criticaba la intolerancia religiosa; luchaba por la libertad y la igualdad de todos los seres humanos. El pensamiento ilustrado teorizó sobre dos vertientes diferentes de la sociedad: (1) Economía (fisiocracia y liberalismo económico): apoyaba la propiedad privada, la libertad de comercio e industria y se oponía a toda intervención del Estado en la economía. (2) Política: configuró la nueva doctrina del libera­lismo caracterizada por la división de poderes (Montesquieu), el principio de soberanía nacional (Rousseau) y la necesidad de limitar el poder real mediante un parlamento (Voltaire).   4. La quiebra del absolutismo En Inglaterra, desde la Edad Media, el poder del rey había sido limitado por el Parlamento. Una nueva dinastía, los Estuardo, lo abolieron en el siglo XVIII porque pretendían establecer una monarquía absoluta.z           El largo período de conflicto, en el que hubo dos revoluciones en contra de los Estuardo, finalizó en 1689, lo que significó el fin del absolutismo. Inglaterra fue la primera monarquía de poder limitado, ejemplo para los ilustrados franceses. En el resto de los Estados europeos el poder absoluto de los monarcas se convirtió en Despotismo Ilustrado: (1) Esta doctrina pretendía reformar aspectos de la administración y de la economía con el fin de mejorar las condiciones de vida del pueblo, pero sin modificar el poder absoluto del monarca.(2) Las limitadas reformas que se produjeron, y sus contradicciones, abrieron las puertas a las revoluciones del siglo XIX.   5. La Revolución americana Los principales motivos de insurrección de las trece colonias inglesas de la costa Este de América del Norte, a finales del siglo XVIII, fueron los siguientes: (1) Los cambios políticos que se habían vivido en la propia Inglaterra. (2) La introducción de las ideas ilustradas de igualdad, libertad y tolerancia. (3) La reacción ante el monopolio comercial británico, que ignoraba y perjudicaba a las colonias. En 1787 se redactó la primera Constitución escrita de la historia, que aseguraba la separación y el equilibrio de poderes y establecía un gobierno republicano y una estructura federal. La Constitución se completaba con una Declaración de Derechos, que garantizaba las libertades básicas y el derecho a ser juzgado. En Europa, el ejemplo de la Revolución americana reforzó la hostilidad a las monarquías absolutas.   6. El siglo XVIII en España: los Borbones A la muerte de Carlos II, en 1700, Felipe de Borbón fue proclamado nuevo rey de España como Felipe V. Se implantaba así la dinastía de los Borbones, introduciéndose en España el modelo absolutista francés. En 1701 se inició la Guerra de Sucesión en dos frentes: (1) Conflicto exterior: por miedo al poder de los Borbones, diversas potencias europeas propusieron a Carlos de Austria como candidato, aunque en el Tratado de Utrecht (1713) reconocieron a Felipe V. (2) Conflicto interno: mientras que Castilla apoyaba al monarca borbónico, la Corona de Aragón respaldó al candidato austriaco. El conflicto acabó con la ocupación de Barcelona (1714). Los nuevos monarcas borbónicos instauraron un sistema donde los poderes residían en el rey. También establecieron una política de uniformización imponiendo el modelo de gobierno de Castilla en todo el territorio (Decretos de Nueva Planta).   7. El reformismo borbónico La Ilustración española se fijó como objetivos principales el crecimiento económico, la reforma de la sociedad, la mejora de la enseñanza y la difusión y la modernización de la cultura. Diversas dificultades, como el peso de la Iglesia católica y el conservadurismo, obligaron a los ilustrados a colaborar con la monarquía, con Car­los III en concreto. El monarca no renunció a su poder absoluto, pero fue un claro ejemplo del Despotismo Ilustrado. Durante el siglo XVIII, España mejoró algunos aspectos de su economía, atrasada y poco eficaz: (1) Importante crecimiento demográfico. (2) Incremento de la producción agraria. (3) Libertad para comerciar con América. (4) Modernización de la industria: manufacturas. La principal dificultad económica fue la escasa demanda de productos debida a la pobreza de los campesinos.  

Apuntes Tema 1

Mapa 13 colonias