LA ESENCIA DE LOS PRESOCRATICOS

George Zuluaga
Note by , created over 5 years ago

Note on LA ESENCIA DE LOS PRESOCRATICOS, created by George Zuluaga on 03/26/2014.

113
3
0
George Zuluaga
Created by George Zuluaga over 5 years ago
Filosofía Presocratica (hasta anaximandro)
Mtro. Rafael Estrada
Filosofía: Etica- Exposiciones
maya velasquez
La Dialéctica en Hegel.
pemirogor
C6 Flash cards
Anna Hollywood
Chemistry (C3)
Amy Lashkari
Presocráticos
Beto Glez
Historia de la Filosofía
Rut Collazo
Ludwig Wittgenstein
Alexandra Barrera
Jean Paul Sartre
jazminrosas_907
El origen de la Filosofía
mjimenez199

Page 1

Los retos heredados de los presocráticos   ¿Qué ha acontecido en la antigua Grecia? ¿Por qué el mundo contemporáneo vuelve, admirados, los ojos a aquella remota época de la historia universal? Los antiguos griegos han alcanzado su más grande victoria. No una guerra ni un gran edificio cultual. Han “conquistado” la más bella e inherente cualidad del ser humano: su capacidad de reflexión. Y es que la curiosidad frente al asombro ha engendrado el deseo de conocer, y esta, lleva a la búsqueda de la sabiduría que se perfecciona hasta alcanzar la razón y la ciencia. A comenzado la “desmitologización” de la humanidad.   Esta concepción la atribuimos a los presocráticos: hombres sin influencia de Sócrates que centran sus estudios en hallar el principio y sostenimiento del mundo. El listado de estos buscadores de la verdad, inicia con Tales de Mileto, que decía que el arjé, de donde nacen las cosas y donde acaban; era el agua; y que esta concibió a la Tierra, y la sostiene. Así pasan una cantidad de hombres, pensadores, que dan sus respuestas. Solo nombro a uno por dar un ejemplo, porque en esencia lo importante no son las respuestas de estos filósofos, sino ese algo en común que los motiva y anima por el sendero de la búsqueda de la verdad: la certeza de que desconocen la objetividad del mundo, el declararse ignorantes. Es, pues, trabajo de este trabajo resaltar el uso trascendente de la mentalidad presocrática, que aún, hoy, el mundo mira con asombro y reflexión. Es el mismo temor el que permanece a través del tiempo, aquel que se originó desde los hombres antiguos formándose del estupor y de la duda, sobre el principio y el sentido del mundo. En conclusión antes o ahora, las mismas cosas siguen preocupando a los hombres. La duda ha llegado hasta nuestros días. La filosofía ha cabalgado en el impetuoso potro del tiempo, siendo la compañera intrínseca de los hombres. Hoy nos reclama con vehemencia, tal como lo hizo desde su origen y a lo largo de la historia, que retomemos la conquista de la Grecia antigua y usemos nuestra admiración, inteligencia y reflexión. Que seamos hombres reconocidos ignorantes, buscadores de la verdad, conforme a las realidades y las opciones de nuestros tiempos. Nos reclama que seamos filósofos.

Los retos heredados de los presocráticos