¿Cómo puedes ser el mejor profesor de matemáticas de todos? – GoConqr

Donde el talento acude para crecer

¿Cómo puedes ser el mejor profesor de matemáticas de todos?

La asignatura de matemáticas es una de las más complicadas de impartir, puesto que la complejidad que entrañan muchas de las formulas y los problemas a solucionar puede provocar hastío entre parte de los estudiantes. La impotencia de los alumnos al encontrar dificultades en resolver ejercicios puede lastrar el ritmo y el dinamismo de la clase, por lo que es importante que conozcas algunas técnicas para mejorar cómo profesor de matemáticas y conseguir que tus clases sean tan entretenidas como didácticas.

                         Recursos para las clases de matemáticas

5 claves para ser mejor profesor de matemáticas

Saberse al dedillo todas las formulas algebraicas, ecuaciones y ser un experto en la resolución de problemas numéricos es fundamental para ser un buen profesor de matemáticas, pero también debes aplicar una serie de técnicas para acercarte más a los alumnos y transmitirles tu pasión por esta asignatura. A continuación, ofrecemos algunos consejos que te pueden ser de utilidad.

1. Juegos en clase

Uno de los grandes puntos fuertes de las matemáticas es que es muy fácil organizar juegos numéricos en clase que generen un mate12ambiente cordial y divertido entre los estudiantes. Puedes utilizar los tests de GoConqr para preparar pruebas numéricas relacionadas con el temario que te toca impartir, de modo que incites a los alumnos a poner a prueba sus conocimientos y tener una participación activa en la lección. También puedes dividir a la clase en diferentes grupos y montar competiciones entre ellos con un premio final para el equipo ganador, con el objetivo de fomentar la motivación y la competitividad.

2. Empatía con los alumnos

Por muy sencillo que te parezca los problemas que planteas en clase, tienes que tener en cuenta que siempre habrá una serie de alumnos que no sepan resolverlo. En estos casos, es fundamental armarse de paciencia y explicarlo las veces que sean necesarias para que ningún alumno se vaya a casa sin haber comprendido la lección. Por lo tanto, debes trabajar tu capacidad de empatía y ponerte en la piel de los alumnos que encuentran más dificultades con las matemáticas. Esta labor humana hará que tus clases sean mucho más enriquecedoras y comprensibles para los estudiantes.

3. Casos reales

Al ser tan abstractas, es habitual escuchar en clase la retahíla de algunos alumnos preguntándose “¿y esto para que me sirve en el futuro?”. Teniendo en cuenta que muchos problemas matemáticos son puramente numéricos, es lógico que se planteen esta cuestión. Por lo tanto, cómo profesor de matemáticas debes ser capaz de elaborar problemas relacionados con situaciones del día a día para que tus alumnos puedan encontrarle más sentido. Estos planteamientos requieren más tiempo y esfuerzo, pero tus estudiantes saldrán beneficiados.

4. No incluir en el examen preguntas que no hayas tratado en clase

Algunos profesores de matemáticas tienden a incluir en los exámenes problemas algo diferentes a los expuestos en clase para valorar hasta qué punto los alumnos son capaces de realizar razonamientos lógicos en base a sus conocimientos. Si bien es unamatematicas técnica legítima, la realidad es que puede ser considerado injusta por algunos alumnos. Por lo tanto, es más conveniente transmitir todos los planteamientos y problemáticas posibles en clase antes de ponerlos en una prueba escrita, ya que lo más importante no es valorar las capacidades matemáticas de cada alumno, sino transmitirles tus conocimientos. De este modo, en tus clases no se premiarán a los alumnos con más facilidad para esta asignatura, sino a los que les ponen más empeño, esfuerzo y dedicación.

5. Revisar ejercicios de clase y ayudar

Mientras los estudiantes realizan ejercicios individuales en clase, los profesores de matemáticas no pueden aprovechar la situación para relajarse y tomarse un descanso, sino todo lo contrario. Debes estar encima de los alumnos y atender cada una de sus dudas. También debes tener en cuenta que algunos estudiantes son más introvertidos y tímidos, por lo que probablemente no tengan la seguridad como para levantar la mano y exponer sus preguntas. Así que debes ir consultando de forma puntual a cada alumno e intervenir de forma activa durante el desarrollo de actividades en clase.

Siguiendo estos consejos, tus capacidades como profesor de matemáticas mejorarán y las clases que realices serán de un mayor agrado para los alumnos. En el caso de que tengas una sugerencia o táctica que no hayamos comentado y consideres que puede ser interesante, no dudes en comentárnosla a través de nuestras redes sociales.