Técnicas de aprendizaje memorístico – GoConqr

Donde el talento acude para crecer

Técnicas de aprendizaje memorístico

¿Has estudiado alguna vez para un examen y después olvidado todo el temario por completo? 🤔

Si es así, ¡continúa leyendo! Hoy te contamos cómo potenciar la memoria a largo plazo con una técnica de aprendizaje memorístico llamada repaso espaciado.

Antes de nada, aclaramos: ¿qué es el aprendizaje memorístico?

Entendemos como aprendizaje memorístico el hecho de aprender o recordar de memoria un concepto o idea. Para aprender algo de memoria no siempre es necesario entenderlo o tener conocimiento previo del tema, por lo que el aprendizaje memorístico no tiene por qué ser significativo (¡aunque también puede serlo!). Cuando aprendemos algo de memoria, sin entenderlo o sin tener una conexión con la información, esta se aloja en la memoria a corto plazo, lo que fomenta que la olvidemos después de un tiempo.

La técnica del repaso espaciado, por el contrario, pretende fomentar que la información quede registrada en la memoria a largo plazo. Si combinamos esta técnica con cierto tipo de actividades, la información puede permanecer en nuestro cerebro durante mucho más tiempo, o tal vez para siempre. Te contamos cómo a continuación:

La técnica del Repaso espaciado

El repaso espaciado o la repetición espaciada (del inglés spaced repetition) es una técnica de aprendizaje memorístico con demostrada efectividad en la memorización de conceptos a largo plazo. Con esta técnica, no se trata de realizar una simple relectura del temario, sino que se trabaja el aprendizaje activo, pues el estudiante debe reaccionar a preguntas o estímulos como responder a test o interactuar con fichas con tal de llevar a cabo el repaso o estudio.

Esta técnica de aprendizaje se suele utilizar en áreas de conocimiento que los estudiantes necesitan aprender y recordar a largo plazo, como es el caso del vocabulario de un idioma, las tablas de multiplicar, reglas ortográficas, operaciones matemáticas, la tabla periódica, y un largo etc. Sin embargo, la técnica del repaso espaciado se puede usar para repasar temario para cualquier examen o asignatura, sea del nivel que sea.

El repaso espaciado consiste, como bien indica su nombre, en espaciar el aprendizaje en intervalos regulares de tiempo entre varias sesiones de estudio. Es decir, en lugar de realizar largas e intensivas sesiones de estudio, el estudiante selecciona una parte del temario y empieza a repasarla un rato cada día. Después, deja pasar un par de días y vuelve a repasarla, posteriormente, deja pasar una semana y vuelve a repasarla, y así sucesivamente hasta que se haya adquirido el conocimiento.

Los estudios demuestran que cuando el aprendizaje se distribuye a lo largo del tiempo, la información se retiene mejor. De la misma forma que entendemos un tema mejor cuando el profesor lo explica poco a poco a lo largo de varias clases que cuando se trabaja en una única sesión de golpe y de forma rápida.

De los beneficios de la repetición espaciada ya hemos hablado en una entrada anterior de este blog, sin embargo, exploremos ahora cómo utilizar esta técnica de forma práctica.

¿Cómo utilizar la técnica del repaso espaciado?

  1. Decide en qué formato o soporte vas a estudiar. ¿Vas a usar el método tradicional de apuntes en papel y bolígrafo, herramientas en línea o bien una mezcla de ambos? Las herramientas de GoConqr te proporcionan un amplio abanico de posibilidades para repasar temario en distintos formatos.
  2. Antes de ponerte a estudiar, debes asegurarte de que entiendes el contenido o temario. Otro punto clave es dividir el temario en partes o en bloques. Por ejemplo, si necesitas repasar temario de historia, divide el contenido por temas y realiza tus propios apuntes o resumen, o bien crea un mapa mental o esquema en el que el contenido esté claro y sea conciso. Si el examen es de vocabulario, crea un conjunto de fichas. Si se trata de operaciones matemáticas, crea un test. Esto te ayudará a realizar un primer repaso, y mientras resumes el temario con tus propias palabras podrás ver si realmente entiendes el contenido.
  3. Determina el periodo de estudio. ¿Cuánto tiempo tienes antes del examen? O bien, ¿se trata de un aprendizaje continuo y no estás estudiando para un examen en concreto? Decide el tiempo en que vas a espaciar tu repaso. Para ello puedes usar la herramienta de calendario de GoConqr.
  4. Ponte manos a la obra, ¡y no te saltes ninguna etapa del repaso!

Aparte del repaso espaciado, existen también otras técnicas de aprendizaje memorístico: Reglas mnemotécnicas, asignación de colores, crear una historia o cuento con la información que se necesita recordar, juegos de memoria en línea, líneas temporales, explicarse los conceptos a uno mismo en voz alta, etc.

¿Qué te parece la técnica del repaso espaciado? ¿Has puesto en práctica alguna vez alguna de estas técnicas? Déjanos tus comentarios abajo 👇 👇

¡Hasta pronto y feliz estudio!

3 thoughts on “Técnicas de aprendizaje memorístico

  1. la técnica sobre repaso espaciado me parece apropiada para aplicarla sobre todo en los estudiantes de hoy quienes por tener múltiples información de manera desordenada no construyen conceptos concretos y creo que con esta técnica se organizara la información y ademas permitirá mejorar el conocimiento.

  2. El uso de los materiales permite planear una clase en poco tiempo, y una planeación tiene mayor porcentaje de éxito en el grupo.

    Los mapas mentales mentales ayudan en el aprendizaje general de un tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *