Asignaturas de Selectividad

Con más de 2 millones de recursos disponibles, en GoConqr podrás crear y descubrir todos los recursos que necesitas para la Selectividad


Ve nuestro vídeo o regístrate ahora

¿De qué Asignaturas se compone la Selectividad?

La Selectividad es un examen que incluye una gran cantidad de asignaturas, por lo que elegir adecuadamente es clave para conseguir nuestros objetivos.

Como probablemente ya sabrás a estas alturas, la Selectividad tiene dos fases: la general y la específica.

La Fase General consta de 4 ó 5 exámenes dependiendo de la Comunidad Autónoma. Estos exámenes son obligatorios para todos los alumnos, aunque existe cierta libertad de elección en algunos de ellos.

La Fase Específica es opcional y cuenta con un máximo de 4 exámenes, solo las 2 mejores notas contarán para la nota final de Selectividad. En la fase específica el alumno podrá presentarse a cualquier asignatura de 2º de bachillerato de su elección, siempre y cuando no haya sido cubierta en la fase general.

Inglés para Selectividad

 

 

Consejos para Elegir Asignaturas de Selectividad

Quitando el examen de Lengua Castellana y Literatura, el alumno tiene libertad de elección en el resto de exámenes de Selectividad. Algunas de estas decisiones deben ser bastante automáticas como, por ejemplo, la de Lengua Extranjera.

Sin embargo, otras de estas decisiones pueden traer consigo un gran debate interno. En última instancia, eres tú quién debes decidir según tus sensaciones con las distintas asignaturas. Para ello, a continuación te damos una serie de consejos.

¿Historia o Filosofía?

Esta decisión debe basarse en función de aquello con lo que te sientas más cómodo.

La Filosofía seguramente requiera menos “tardes de codos” que la Historia aunque, en contrapartida, obliga a entenderla para poder realizar correctamente los comentarios de texto. Así que si durante el curso has visto como algunos filósofos se te atragantaban, lo mejor, seguramente, sea recurrir a Historia de España, porque al final lo importante es lograr la nota necesaria. Es decir, ser práctico.

Por el contrario, si seguir los razonamientos que proponen los distintos autores no te ha supuesto mucho esfuerzo, preparar Filosofía te requerirá menos horas de memorización, pues gran parte del examen se basa en desarrollar el pensamiento de un autor (algo imposible de hacer si no se ha entendido) y el examen te parecerá muy sencillo.

Despeja tus dudas sobre las Asignaturas de Selectividad con estos recursos:

Quiz Icon Play Flash Card Icon Play Note Icon Play

¿Qué Asignaturas de Modalidad Elegir?

Ya sea para el 4º examen de la fase general o específica, lo más probable es que tengas algunas dudas sobre cómo seleccionar las asignaturas de Selectividad. Aquí tienes algunas preguntas sobre las que reflexionar antes de elegir:

  • ¿Qué asignatura(s) se te da mejor?
  • ¿Cuál es la asignatura(s) en la que tienes mejores notas durante Bachillerato?
  • ¿Para qué asignatura(s) tienes más y mejor material de estudio (resúmenes, mapas mentales, etc.) creado?
  • ¿Qué asignatura(s) dominas mejor actualmente?
  • ¿Qué asignatura(s) llevaría menos tiempo preparar?

A la hora de elegir, recuerda también que solo las 2 mejores asignaturas de las fase específica contarán para la nota final, por lo que es preferible estudiar 2 materias en profundidad que 4 por encima.

Recursos para Organizar las Asignaturas de Selectividad

Una vez que hayas elegido tus asignaturas de selectividad, es imprescindible contar con recursos para organizarnos y estudiar optimizando nuestro tiempo de estudio.

El primer paso es dividir el tiempo de estudio entre las distintas asignaturas considerando factores como la extensión de la materia y la dificultad de la misma. Para ello, un Calendario de Estudio puede ser la mejor opción, ya que te permite visualizar toda tu planificación en un eje temporal.

Además, los Mapas Mentales pueden ser el complemento perfecto para tu calendario de estudio de selectividad. Con tantas materias, puede resultar un poco difícil organizarse y medir nuestro progreso, por lo que un mapa mental puede ayudarnos a aclarar nuestras ideas, representando las asignaturas y las tareas de estudio asignadas a cada una de ellas de manera visual.Veamos un ejemplo a continuación

Ejemplo Práctico

Un estudiante de segundo de bachillerato decide crear un Mapa Mental para organizar su estudio semanal de cara a la Selectividad de Junio (ver mapa mental a la izquierda). El proceso es el siguiente:

  1. Identificar el periodo: Es decir, la franja temporal para la que estás planificando (en este caso, 2ª semana de Mayo)
  2. Listar las asignaturas: Incluye las materias a las que te vas a presentar, dividiéndolas en Fase General y Fase Específica, para que no se olvide ninguna.
  3. Metas de estudio: Consulta tus objetivos de estudio para saber en las áreas que debes centrarte.
  4. Identificar las distintas tareas: Cuánto más específico seas, mejor. En este ejemplo, el alumno decide practica ecuaciones y empezar a revisar modelos de examen en la asignatura de Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales.

¿Quieres descubrir más recursos de estudio o crear lo tuyos propios? En nuestra web educativa GoConqr podrás encontrar más de 2.000.000 de recursos. Estudiantes de todo el mundo ya han llevado a cabo más de 40.000.000 de sesiones de aprendizaje con nosotros. ¿Por qué no unirte a ellos y ver cómo te ayuda GoConqr? Empieza hoy gratis.